Se alquila piso barato en Valencia. Aviso: el inquilino anterior era un asesino

La propietaria de la casa pone un anuncio en Idealista con el historial homicida de la vivienda. Un hombre descuartizó allí a su pareja y mató a un agente a cuchilladas

Imagen de la vivienda publicada en el portal inmobiliario.
Imagen de la vivienda publicada en el portal inmobiliario.IDEALISTA

La propietaria de una vivienda en Valencia ha hecho un inusual reconocimiento en un anuncio de alquiler: "En septiembre había un asesino, por eso es barato". La vivienda, de 120 metros cuadrados, cuatro habitaciones y exterior, se ofrecía en Idealista por 580 euros en Russafa, el barrio hipster de Valencia, donde los precios suelen ser sensiblemente más altos. El comentario de la dueña ha generado un gran enfado entre los vecinos del edificio, que le pidieron que lo retirase. El anuncio ya ha desaparecido del portal inmobiliario.

El asesino al que hacía referencia el anuncio, cuyo contenido fue publicado por Valenciaplaza, es ni más ni menos que Pierre Danilo Larancuent, el hombre que hace dos meses descuartizó a su pareja, un peluquero con el que había iniciado poco antes una relación sentimental tras conocerse a través de Internet. El homicida abandonó su cuerpo desmembrado en el interior de una maleta en una calle próxima a su casa.

Imagen de la habitación.
Imagen de la habitación.IDEALISTA

El macabro suceso fue todavía más luctuoso, porque Larancuent también mató a cuchilladas al subinspector de la policía Blas Gámez en el portal del mismo inmueble, situado en el número 77 de la calle Sueca, cuando iban a detenerle. Un compañero de Gámez repelió la agresión y abatió al asesino, que tenía antecedentes penales en Suecia.

La actuación de Larancuent, que parece sacada de una novela negra escandinava, estremeció al barrio, donde no se recuerda un suceso igual, y conmocionó a la policía. El subinspector Gámez, que tenía esposa y dos hijos, fue condecorado a título póstumo.

Este periódico ha intentado sin éxito hablar con la propietaria, llamada Cathy, y a la que una vecina de la misma finca describe, visiblemente molesta, como una mujer anglosajona de mediana edad. El apartamento, situado en el segundo piso, tenía este jueves las persianas bajadas. De las ventanas no colgaba ningún cartel.

Imagen del baño.
Imagen del baño.IDEALISTA

"Cuando estamos todos intentando pasar página, no entendemos cómo una persona, y más con estudios como ella, puede hacer eso. A los miembros de la comunidad no nos viene bien para nada, yo creo que ni a ella misma. Le pedimos en cuanto lo supimos que por favor lo retirase, pero no entró en razón", dice la vecina, que prefiere no dar su nombre.

"Cuando ocurrió todo esto había niños en la finca. Algunos no saben qué pasó realmente, porque se les contó otra cosa. Debería tener un poco más de respeto", añade. La propietaria adquirió el piso hace años, pero no vivió en él. Lo tuvo alquilado a profesores del colegio privado en el que trabaja hasta que Larancuent se convirtió en su inquilino.

Más información
El último secuestro de Fraga Iribarne
La cesta de 500.000 euros del bar Mariano que quiere hacer sombra a la Lotería de Navidad

Un portavoz de Idealista afirma que la empresa procura revisar todos los anuncios, algo que no es fácil dado que el portal aloja en torno a un millón y medio. Si el contenido es inaceptable, por sexista o xenófobo, es eliminado. Si, como en este caso, resulta discutible, es puesto "en cuarentena" y se solicita al autor que lo cambie. Así sucedió con la dueña del piso de Russafa, que aceptó editar el anuncio y más tarde, según el portal inmobiliario, lo borró.

Lo que no tiene claro el portavoz de la empresa es que la alusión al historial del apartamento haya sido negativa para los intereses de la propietaria. "Ha tenido su minuto de gloria".

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS