Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada cuatro nuevos casos de VIH es entre menores de 30 años

En España se diagnostican cerca de 3.500 infecciones cada año

El vídeo de la nueva campaña de prevención del VIH de la Coordinadora Estatal de VIH y sida.

La falta de prevención del VIH entre los jóvenes preocupa cada año más a los médicos y a las asociaciones que luchan contra esta infección. Uno de cada cuatro nuevos casos (cerca de 3.500 cada año en España) se diagnostica entre menores de 30 años, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, adelantados por la Coordinadora Estatal de VIH y sida (CESIDA). De esos nuevos casos, la mitad se encuentra entre hombres que tienen sexo con otros hombres. CESIDA ha puesto en marcha este jueves una nueva campaña informativa para sensibilizar a los jóvenes que mantienen prácticas sexuales de riesgo.

Vicente Estrada, jefe de Servicios de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, remarca que la trasmisión del VIH se ha perfilado en los últimos años en grupos de personas bien determinados, como el de jóvenes varones que tienen sexo con otros hombres. El número de menores de 30 años que sufren la infección se ha mantenido estable en los últimos cinco años, pero no hay que bajar la guardia, según el médico. Estrada subraya que, a pesar de la sencillez y de la rapidez con la que los jóvenes tienen acceso a la información, muchos “han perdido el miedo a la infección, no conocen las consecuencias que puede tener y no han vivido la época más grave de la enfermedad”.

El médico destaca la preocupación por el riesgo que conllevan algunas prácticas sexuales bajo el efecto de drogas, que se han difundido en los últimos tres años. Estrada subraya la importancia de dirigirse directamente a los jóvenes para concienciarlos sobre la importancia de hacer la prueba preventiva. “No hay en la práctica ningún obstáculo para hacerse el examen de manera confidencial, rápidamente y tener los resultados pronto”, afirma.

Un breve vídeo, elaborado como si fuera un videojuego de los años ochenta, es el medio con el que la Coordinadora Estatal de VIH y sida quiere difundir su mensaje a favor de la prevención entre los jóvenes. El protagonista es un chico, llamado "Seronolosé", que conoce a otros varones y mantiene relaciones sexuales con ellos durante una noche de fiesta. Durante el juego, el chico va sumando puntos que aumentan su nivel de riesgo de infección. Al final, el joven se acerca a una ONG para hacerse la prueba y así consigue reducir a cero ese nivel. Ramón Espacio, presidente de CESIDA, explica que la introducción del concepto de "seronolosé" está enfocada a definir a las personas que no saben si tienen o no el VIH por no hacer pruebas.

La importancia de diagnosticarse y empezar el tratamiento cuanto antes es remarcada también por Gregorio Díaz, director del área terapéutica del VIH de la empresa farmacéutica Gilead, que ha colaborado en la organización de la nueva campaña de CESIDA. “Según distintos estudios, cerca de un 20% de los pacientes [unas 140.000 personas en España], están sin diagnosticar. Estamos hablando de más de 20.000 personas que podrían ser seropositivas y no saberlo”, asegura. El 46,5% de los nuevos casos de VIH se diagnostica tarde, es decir, cuando el virus ya ha empezado a afectar las defensas inmunitarias de la persona que ha sufrido la trasmisión, según los últimos datos disponibles del Ministerio de Sanidad (2015).

Tanto el doctor Vicente Estrada, como Ramón Espacio de CESIDA y Gregorio Díaz de Gilead destacan que la implementación de la profilaxis pre-exposición (PrEP), una terapia que consiste en administrar antiretrovirales a colectivos con alto riesgo de infección por VIH, reduciría de forma consistente la trasmisión del virus. El suministro de la PreP actualmente no está regulado en España, aunque esté aprobado por la Agencia Europea del Medicamento.

“Tenemos suficientes evidencias para saber que es una estrategia preventiva eficaz”, afirma Estrada. Los tres apuntan a que falta voluntad política y a que hay problemas económicos y de organización para introducir esta terapia, que reduce el riesgo de infección hasta en un 90%, según distintos estudios. Este miércoles el centro comunitario Check Point de Barcelona puso en marcha un dispositivo para atender a chicos gais que toman la pastilla preventiva. Se trata del primer centro de Europa especializado en la (PrEP), según sus impulsores.

Más información