Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cargo del Ministerio de Interior sancionará las faltas muy graves de los Mossos

El Gobierno busca frenar cualquier insubordinación en la policía catalana

Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior, en el Congreso. Ampliar foto
Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior, en el Congreso.

Las competencias que tenían Pere Soler y Cesar Puig como director general de los Mossos y como secretario general de la consejería de Interior de la Generalitat, respectivamente, han sido heredadas por Juan Antonio Puigserver, secretario general técnico del Ministerio del Interior. Así lo establece un decreto publicado este miércoles en el BOE, que también especifica que este cargo tendrá la potestad de sancionar las faltas graves que cometan los agentes de la policía autonómica catalana tras la activación del artículo 155. En consecuencia, Puigserver pasa a concentrar esas competencias y las que le permitirán organizar y coordinar el dispositivo necesario para la celebración de las elecciones del 21 de diciembre.

El acuerdo con el que el Consejo de Ministros activó el artículo 155 especifica que cualquier “incumplimiento” de las órdenes impartidas por Interior será constitutivo de “responsabilidad disciplinaria”, además de otras “patrimoniales, contables, penales o de otro orden”. Esta medida se traducirá en la imposición de sanciones de empleo y sueldo con carácter inmediato a todos aquellos agentes que desobedezcan. Puigserver será el encargado de decidir esos castigos, diseñados por Interior para frenar cualquier insubordinación en la policía catalana.

Tras la destitución de Josep Lluís Trapero como Major de los Mossos, el Ejecutivo ha destacado que este cuerpo policial opera con normalidad y sin que se hayan producido episodios de tensión reseñables.

“Resulta imprescindible adoptar las decisiones que permitan el normal funcionamiento de dicho Departamento [de Interior]”, justifica el decreto publicado este martes por el BOE. “Ello resulta particularmente necesario al haberse cesado al titular de la consejería y al de la Dirección General de la Policía sin haberse efectuado nuevo nombramiento”,

Además, Puigserver pasa a presidir media docena de organismos, como el Instituto de Seguridad Pública de Cataluña o el Servicio catalán de tráfico.