Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vila alega ante la juez que intentó parar la DUI

El exconsejero de Empresa se desvincula de las decisiones sobre el proceso independentista

Santi Vila este jueves a su llegada a la Audiencia Nacional.
Santi Vila este jueves a su llegada a la Audiencia Nacional. AFP

El exconsejero de Empresa de la Generalitat, Santi Vila, ha declarado este jueves en la Audiencia Nacional que intentó tender puentes entre el Gobierno español y la Generalitat para evitar tanto la aplicación del artículo 155 de la Constitución como la Declaración Unilateral de Independencia (DUI). Vila, el único de los exconsejeros que ha respondido a las preguntas de todas las partes en su declaración como investigado, ha admitido que el "fracaso" en ese intento de mediación le llevó a dimitir tan solo un día antes de que el Parlament proclamase la independencia.

Vila ha intentado desmarcarse de algunas decisiones adoptadas por el Gobierno catalán y por el Parlament que suponían quebrar la legalidad. Ha recordado, según fuentes judiciales, que no es diputado y que, por tanto, no ha votado determinadas resoluciones sobre el proceso de independencia. El exconsejero y exponente del sector más moderado del PDeCAT ha recordado que solo votó la convocatoria del referéndum ilegal del 1 de octubre, y en el marco de "un órgano colegiado" como es el Consell Executiu, o sea el Gobierno catalán.

Aquella decisión, ha puntualizado, ya fue objeto de una querella y de una investigación abierta por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra todo el Ejecutivo autonómico. Ese tribunal aún no les ha citado a declarar. El investigado ha negado tajantemente haber cometido los delitos que le atribuye la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela (rebelión, sedición y malversación). Sobre la rebelión, ha insistido en que en ningún momento ha participado o fomentado actos violentos. Y sobre la malversación, ha explicado que ignoraba cómo se gastaba el presupuesto destinado a celebrar la consulta y, en general, a celebrar el referéndum de independencia.

Defendido por el abogado Pau Molins -que formó parte del equipo de letrados que lograron la absolución de la infanta Cristina-, Vila ha seguido una estrategia muy distinta de la de sus excompañeros en el Gobierno catalán. El extitular de Empresa ha respondido a todas las preguntas de las partes. La juez ha dictado para él prisión provisional eludible bajo fianza de 50.000 euros que él y su familia prevén reunir este viernes, lo que le permitiría salir de prisión.

Más información