Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

En libertad uno de los secuestradores de Ortega Lara tras 20 años de condena

José Miguel Gaztelu Otxandorena fue recibido en el exterior de la prisión de Algeciras por Jesús María Zabarte, el carnicero de Mondragón.

Imagen de la cárcel de Algeciras (Cádiz), en 2013 cuando fue excarcelado el etarra Juan Manuel Piriz.
Imagen de la cárcel de Algeciras (Cádiz), en 2013 cuando fue excarcelado el etarra Juan Manuel Piriz. EFE

José Miguel Gaztelu Otxandorena, uno de los integrantes del comando de ETA que mantuvo secuestrado al funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara durante 532 días, salió ayer de la prisión de Algeciras (Cádiz) tras cumplir condena durante 20 años, de los 32 a los que fue condenado por ese delito y los 47 adicionales a los que fue condenado por otras dos causas.

La Audiencia Nacional le condenó por el secuestro de Ortega Lara en 1998 junto a los otros tres etarras que participaron, José Luis Erostegui Bidaguren, Javier Ugarte Villar y Jesús María Uribeetxeberría Bolinaga. Les condenó por un delito de secuestro terrorista y otro de asesinato alevoso en grado de conspiración, con el agravante de ensañamiento en ambos casos. La sentencia fue hecha pública cuando apenas si faltaban unas horas para que se cumpliera un año de la liberación de Ortega Lara.

Gaztelu fue recibido en el exterior de la prisión de Algeciras (Cádiz) por un grupo de familiares y amigos, entre los que se encontraba el exrecluso de ETA Jesús María Zabarte, conocido como "el carnicero de Mondragón".

Natural de Bergara (Gipuzkoa), fue condenado en por encerrar en un pequeño zulo de dos metros de ancho, tres de largo y 185 centímetros de alto, en el que el funcionario de prisiones permaneció durante 532 días hasta que el 1 de julio de 1997 la Guardia Civil lo liberó. El zulo, escondido debajo de una pesada máquina había sido construído en 1987, y utilizado también por los terroristas para esconder al empresario Julio Iglesias Zamora, secuestrado por este comando durante 116 días en el año 1993.

Por este delito, Gaztelu fue condenado a otros 14 años de cárcel en 1998, cuando había cumplido un año en prisión desde su detención. Además, Gaztelu fue acusado y condenado en 2000 a 33 años de prisión por el asesinato del guardia civil Mario Manuel Leal Baquero el 6 de diciembre de 1985 en Arrasate.

Más información