Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno ignora la petición de mediación de Puigdemont hasta que no vuelva a la Ley

"Vive fuera de la ley y fuera de la realidad", dice la vicepresidenta Sáenz de Santamaría

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría replicando al presidente de la Generalitat de Cataluña.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría replicando al presidente de la Generalitat de Cataluña. EFE

El Gobierno ha ignorado este miércoles la petición de mediación de Carles Puigdemont, el presidente de la Generalitat, y ha criticado con dureza su proyecto rupturista, pidiéndole que cese "en el viaje a ninguna parte". "El señor Puigdemont ha demostrado no solo que vive fuera de la ley, sino también fuera de la realidad", ha resumido Soraya Sáenz de Santamaría. "Si el señor Puigdemont quiere hablar o negociar, o quiere enviar mediadores, sabe perfectamente lo que debe hacer antes: volver a la senda de la Ley, que nunca debió abandonar", afirmó Moncloa en un comunicado posterior al mensaje de la vicepresidenta.

Puigdemont apeló a la mediación en su mensaje pero repitió -eludiendo usar la palabra independencia-, que las instituciones catalanas aplicarán el resultado del referéndum, esto es, que declararán la independencia unilateral de Cataluña, tal y como prevé su ley de ruptura, declarada ilegal por el Tribunal Constitucional.

"Causa sonrojo que el señor Puigdemont le recuerde al Rey sus obligaciones constitucionales cuando estamos precisamente aquí porque el señor Puigdemont ha olvidado todas las suyas", ha seguido la número dos del Gobierno, en referencia a las críticas vertidas por el presidente de la Generalitat contra el discurso de Felipe VI. "Le pido a Puigdemont que respete a España, que respete a Cataluña, que trate a sus instituciones con el respeto que merecen, y que respete sobre todo a los catalanes, que no merecen ni ver ni vivir lo que están viviendo", ha seguido.

Y ha rematado: "Cada mensaje del señor Puigdemont es un nuevo desasosiego, una nueva intranquilidad y un viaje a ninguna parte. Porque fuera de la ley no hay democracia, no hay convivencia, no hay derechos. Y el señor Puigdemont hace mucho tiempo que vive fuera de la ley, fuera de la realidad y fuera de la cordura".

"El Gobierno no va a negociar ninguna ilegalidad, no va a aceptar ningún chantaje", ha insistido el Ejecutivo. "Ya ha hecho mucho daño con sus ilegalidades, retire la amenaza de la ruptura y empiece por hablar con todos los partidos políticos catalanes cuyos derechos ha pisoteado".

El PSOE ha rechazado también las palabras del presidente catalán. "El principal responsable de la situación que vive Cataluña es el señor Puigdemont. Hoy ha querido aparecer con buenas palabras como si no hubiera sido responsable de nada", ha lamentado el secretario de Organización, José Luis Ábalos. "Lo único que debía haber hecho el señor Puigdemont es la desconvocatoria del pleno del próximo lunes, ilegal" y "recuperar la senda de la legalidad y la institucionalidad". "Eso es lo que debía haber hecho, y a partir de ahí plantearse el diálogo, iniciar las negociaciones", ha defendido el número tres del PSOE.

En una entrevista en RNE este jueves por la mañana, Ábalos ha rechazado también rotundamente que participen mediadores para tratar de buscar una solución en la crisis entre el Govern y el Ejecutivo central.

Más información