Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez redobla su apoyo a Rajoy ante la ilegalidad del referéndum

El secretario general del PSOE defiende que el error del PP con el Estatut no justifica la deriva de los independentistas

A menos de dos semanas del referéndum del 1 de octubre, Pedro Sánchez redobló este domingo en Barcelona su apoyo a la actuación del presidente del Gobierno para intentar evitar esa deriva de ilegalidad del independentismo. “Estamos al lado del Estado de derecho y quien lo lidera para responder con proporcionalidad y respeto a la ley”, dijo el líder socialista en alusión a las medidas que está adoptando Mariano Rajoy para evitar la consulta. En paralelo, Sánchez insistió en que el conflicto solo se soluciona con diálogo y anunció que seguirá apoyando al PP si abre esa senda antes o después del referéndum.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, su llegada a la Fiesta de la Rosa celebrada este domingo en Gavà.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, fue aclamado un año más en la Fiesta de la Rosa que celebra el PSC en la pinada de Gavà (Barcelona) y en esta ocasión orilló cualquier referencia a España como nación de naciones o a la necesidad de reconocer a Cataluña como nación. Su intervención ante cerca de 20.000 militantes y simpatizantes socialistas se centró en arremeter contra el desafío separatista y mostrar su apoyo al Gobierno para intentar evitar el referéndum convocado por Carles Puigdemont y suspendido por el Tribunal Constitucional.

A medida que se acerca el 1 de octubre, y el secesionismo insiste en su pulso a las instituciones del Estado, el PSOE refuerza la postura que adoptó hace ya semanas de alinearse con el Gobierno ante el desafío. Más allá de la crítica a unos y otros, “separatistas y separadores”, como le gusta decir al líder del socialismo español para referirse a los líderes independentistas y al Gobierno del PP, Sánchez insistió en su conocida receta: “Diálogo, reforma de la Constitución y más autonomía para Cataluña”.

“Más autonomía”

Iceta llama a no participar en el montaje

El líder del PSC, Miquel Iceta, hizo este domingo un llamamiento a no participar en el referéndum de octubre al considerar que es un “montaje hecho por independentistas, organizado por independentistas y que solo persigue la independencia”. En su opinión, “una convocatoria ilegal no puede tener garantías”, porque supone un simulacro que divide a los catalanes por la mitad y en la que, por ejemplo, no existe el voto por correo y se ha dispuesto una junta electoral sin jueces.

“Necesitamos más autonomía, mejor financiación y una España federal en la que todos los catalanes se sientan cómodos”, insistió Iceta. Y, para ello, es necesario sentarse a negociar “poniendo el contador a cero”. La tesis del líder del PSC es que no basta con invocar la ley para solución el problema de Cataluña y no se puede esperar que los jueces y fiscales resuelvan la situación. Si no, “el 2 de octubre estaremos como ahora”, dijo.

 

El PSOE considera como un logro haber llevado al PP a mostrar su apoyo a crear una comisión de estudio del modelo territorial en el Congreso impulsada por los socialistas y piensan que en la cuestión catalana ha de seguir sumando apoyos al partido de Mariano Rajoy. “No es momento de reproches ni de siglas de banderas, es el tiempo del sentido común, de la sensatez, de personas más que de partidos y de soluciones, más que de ideologías”, insistió Sánchez.

Al lado de esta mano tendida, el líder socialista tampoco evitó echar la mirada atrás y recordar la actuación que tuvo el PP a cuenta del Estatut que votaron los catalanes y que llevó al Tribunal Constitucional. El secretario general del PSOE insistió en que aquel recurso, que derivó en la sentencia de 2010 que recortó el texto, fue un error que desde diversos sectores, incluido el socialismo catalán, se ve como el inicio de un descontento social que supo aprovechar el secesionismo para construir su discurso.

Sánchez quiso marcar distancia con esa tesis. “Fue un error que Rajoy intentara alcanzar la Moncloa a base de enfrentar territorios con la sentencia del Estatut, pero ese error nunca puede justificar la deriva de la ilegalidad”, dijo, en referencia al órdago independentista.

En otro momento, el secretario general del PSOE volvió sobre esa idea de pasar página ante la situación catalana. “No vamos a pagar al PP con la misma moneda que nos pagó cuando estábamos en el Gobierno, que es enfrentando territorios”, añadió.

Para el líder de los socialistas, el presidente del Gobierno deberá sentarse a negociar para buscar una solución política y por eso restó importancia a la frase pronunciada el viernes en Barcelona por Rajoy, cuando advirtió a los independentistas: “Nos van a obligar a hacer lo que no queremos hacer”. Sánchez le dio la vuelta con un juego de palabras: “Hará lo que tenga que hacer porque no ha hecho lo que debía, que es hablar, dialogar y encontrar una solución política”.

Por eso, insistió en que si el presidente del Gobierno da ese paso, el PSOE le ofrecerá su apoyo “sincero y leal”, antes y después del referéndum unilateral. “No es cierto que la Constitución sea intocable. Se puede avanzar en el camino federal porque Cataluña y España lo exigen”, apostilló Sánchez, que recordó que él pronuncia el mismo razonamiento en todas las partes de España.

Sánchez tuvo palabras de agradecimiento para los alcaldes y concejales del PSC “que están soportando una campaña de acoso” por negarse a colaborar con el referéndum. “Nosotros nunca bajamos la cabeza”, insistió, antes de parafrasear al presidente chileno Salvador Allende y pronosticar que más pronto que tarde se abrirá en Cataluña un espacio de diálogo y reconciliación. Quiso dejar claro su reconocimiento y apoyo explícito y les pidió que resistan ante la campaña de presión a la que se están viendo sometidos para que cedan locales en los que poder votar. “Sois lo mejor del partido. Resistid en defensa de la legalidad a los insultos y coacciones”, añadió.

Frente al discurso del independentismo de que el 1 de octubre es un acto para ejercer la democracia, el líder socialista insistió en que las condiciones en las que se va a celebrar el referéndum no aguantan esa comparación: “La democracia es mucho más que poner urnas: sin censo, con urnas escondidas, imprimiéndose las papeletas en casa. Lo llaman democracia y no lo es”, remachó, echando mano en esta su última frase de una de las consignas que en su día coreaban los indignados del 15-M.