Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Miquel Iceta, primer secretario del PSC

Iceta: “Si algún alcalde del PSC se salta la ley lo inhabilitará la justicia”

El dirigente socialista vaticina "un simulacro de referéndum, no lo que ha prometido Puigdemont"

Miquel Iceta, durante la entrevista.
Miquel Iceta, durante la entrevista.

Miquel Iceta (Barcelona, 1960) se hizo con el liderazgo del PSC en julio de 2015, cuando el partido estaba hecho añicos y defendía la consulta legal y acordada. Desde entonces ha cosido las heridas de la fractura interna, ganó las primarias a Núria Parlon y resituó el discurso político con una propuesta de reforma federal que descarta por completo cualquier forma de referéndum.

Pregunta. ¿Qué va a pasar el 1 de octubre?

Respuesta. Sé lo que no va a pasar, y es que no va a haber un referéndum efectivo, vinculante y con garantías, como se han comprometido Puigdemont y Junqueras. Lo que pase dependerá mucho de hasta qué punto el Gobierno de Cataluña quiera saltarse las leyes y qué facilidades tenga para organizar un simulacro.

P. ¿Cómo será ese “simulacro” que vaticina?

R. Cuando digo simulacro no quiero que se vea peyorativo. Será difícil que el 1 de octubre haya otro 9-N, pero si quieren montar un acto de votación sin censo y organizado por voluntarios, eso se puede dar. Pero no es lo que han prometido.

P. El PSC tiene 122 alcaldes en toda Cataluña, 51 en pueblos adscritos a la Asociación de Municipios para la Independencia. ¿Harán algo para tutelarlos el 1 de octubre?

R. El PSC no va a apoyar nada que se sitúe fuera de la ley y así se lo hemos dicho a los alcaldes, concejales y afiliados. Estoy convencido de que ningún cargo electo socialista va a actuar fuera de la ley.

P. ¿Y si lo hiciera?

R. No sé qué haríamos. Lo que sí sé es que la justicia lo inhabilitaría y yo lo lamentaría enseguida porque habría perdido un cargo electo. No me gusta ponerme muy trascendente, pero un Estado de derecho obliga, y más a los que tenemos una representación política.

P. ¿No cree que la declaración de Barcelona que firmaron las ejecutivas del PSOE y del PSC llega tarde y mal?

“No nos resignamos a la falsa disyuntiva entre inmovilismo y ruptura”

R. En julio de 2013 presentamos una alternativa, que era la declaración de Granada, pero es verdad que estamos en la oposición en Cataluña y en España y no tenemos esa capacidad de influencia. Con la declaración de Barcelona estamos formulando una alternativa y no nos resignamos a la falsa disyuntiva entre inmovilismo y ruptura.

P. Ese documento propone medidas que no aplicaron cuando gobernaron, como cumplir la disposición adicional tercera del Estatuto para paliar el déficit del Estado en inversiones.

R. Cumplimos con la disposición adicional menos los dos últimos años de Gobierno por culpa de la crisis. De seguir gobernando lo habríamos recuperado.

P. Con usted de candidato el PSC logró en 2015 los peores resultados en el Parlament. ¿Ya han tocado fondo electoral?

“El PSC tiene ahora más estabilidad orgánica y mejores perspectivas”

R. En política no existe techo ni suelo, sino la voluntad de los ciudadanos. El PSC está ahora en una situación de mayor estabilidad orgánica y de coherencia política. Veo mejores perspectivas que en 2015.

P. Ha ofrecido el PSC a los votantes de todos los partidos no independentistas excepto del PP. ¿De qué colectivo espera captar más votos?

R. Yo no voy a rechazar ningún voto. El PSC puede ser una referencia para los catalanistas no independentistas que votaron Convergència, para los de Ciudadanos que ahora apuestan por una solución más allá de ir contra la independencia y para la gente más de izquierda que no quiere sentirse arrastrada por el proceso soberanista. En Cataluña hay que fraguar un gran acuerdo entre gente que no piensa igual.

P. Todas las encuestas dan ganadora a Esquerra si se celebrasen elecciones. ¿El PSC estaría dispuesto a hacer presidente a Oriol Junqueras a cambio de ese gran acuerdo para desbloquear la situación catalana?

“No apoyaremos una mayoría de Gobierno que siga con el proceso”

R. Nosotros solo vamos a estar en una mayoría de gobierno, formemos o no parte de él, si sirve para encontrar una solución y renovar el pacto constitucional. No me imagino a Junqueras pidiendo la renovación del pacto y creo que Esquerra irá a las elecciones con un proyecto independentista diciendo que ahora sí va en serio. “A la tercera va la vencida” podría ser su eslogan. Los partidos han de ponerse de acuerdo, pero no estaremos en una mayoría para seguir con el proceso.

P. ¿Se puede romper el pacto del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona por el 1 de octubre?

“Estoy seguro de que Colau no romperá con el Estado de derecho”

R. Nosotros no podemos gobernar con alguien que vaya a romper con el Estado de derecho y estoy seguro de que por la cabeza de Ada Colau no pasa eso. Y además ha tomado una decisión prudente, como es que no tomará ninguna decisión que comprometa el futuro hasta que no se convoque el referéndum. Si algún éxito ha tenido el independentismo es que nos pasamos las 24 horas del día hablando de una cosa que todavía no ha pasado.

P. Pero usted no duda que se vaya a convocar el referéndum.

“El tema es qué va a hacer Puigdemont cuando se suspenda la consulta”

R. Se va a convocar. El problema no es ese, sino qué va a hacer el Gobierno de Cataluña cuando se convoque y lo suspenda el Tribunal Constitucional. Por eso decía al principio que lo que no va a haber es a lo que se ha comprometido el presidente Puigdemont.

“La victoria de Sánchez es un impulso para el socialismo”

Nunca como ahora el PSC y el PSOE habían coincidido tanto en su discurso político para Cataluña. La sintonía no es nueva y Miquel Iceta fue leal con Pedro Sánchez incluso después de que lo defenestrara el comité federal, cuando ordenó a los diputados catalanes en el Congreso que se desmarcaran de sus compañeros y votasen no a Mariano Rajoy en la investidura. Iceta sigue sin admitir que votó a Sánchez en las primarias -“yo tardo muchísimo en admitir las cosas”, dice con ironía-, pero destaca la importancia de la victoria en casi toda España, no solo en Cataluña, donde tuvo un 82% de los votos. “Otro resultado en el resto de España nos hubiese planteado algún esfuerzo especial para encajarlo”.

Superada esa fase, Iceta pide que se mire al futuro. “Todos los socialistas hemos de constatar que la victoria de Sánchez ha supuesto un cierto impulso e ilusión para el PSOE y todos nos vamos a beneficiar de ello y hemos de contribuir a hacerlo crecer”, asegura. ¿Qué hubiera ocurrido con otro resultado en las primarias? “Los escenarios alternativos que no se han verificado no se pueden saber, pero estoy convencido de que con Susana Díaz o con Patxi López el esfuerzo de los socialistas por encontrar respuestas a la cuestión catalana hubiera sido el mismo. No sé si el resultado concreto también”, explica Iceta.