_
_
_
_

El PSOE apuesta por crear una banca pública, la economía verde y la España plurinacional

Los socialistas reconocen que en su ámbito ideológico se disputan el voto con Ciudadanos y Podemos

Pedro Sanchez a su llegada al Congreso. Vídeo: Moratinos opina sobre la situación del PSOE.Vídeo: Jaime Villanueva / EFE

Las resoluciones del 39º Congreso federal del PSOE definen a lo largo de 149 páginas a un proyecto socialista que se define como “socialdemócrata” y “renovado” que apuesta por la instauración de una banca pública, una economía verde y la plurinacionalidad del Estado. Bajo el título Somos la izquierda, la hoja de ruta de los socialistas para los próximos cuatro años se concretará en propuestas que tratará de pactar con Podemos y con Ciudadanos, o con uno de los dos. En sus documentos definitivos del congreso, tras la inclusión de las enmiendas aprobadas en su cónclave, reconoce que se disputa el voto con Ciudadanos y Podemos, ya que la mayor parte de los ciudadanos se sitúa “en el centro izquierda”, aunque ellos se definen como un partido “autónomo y de izquierda”.

Más información
El PSOE se atasca tras las primeras decisiones de Pedro Sánchez
Susana Díaz volverá a dirigir el PSOE andaluz al ser la única candidata

Disputa en el centro izquierda. El PSOE señala en su resolución política que la aparición de Podemos y Ciudadanos ha ampliado el “ámbito de competición” de este partido. “Como es sabido, la distribución del electorado en España se concentra en las posiciones de centro izquierda y en las posiciones de centro”, subraya el texto. El PSOE es “con diferencia el partido más votado entre quienes se sitúan en el centro izquierda”, mientras que Podemos y sus confluencias lo son entre los votantes que se posicionan “más a la izquierda”. Los votantes en la posición del centro se distribuyen entre el PP, el PSOE y Ciudadanos en proporciones similares.

Origen de las fuerzas del cambio. La aparición de dos actores políticos, Ciudadanos y Podemos, en un contexto de crisis económica puede explicarse en parte por la “dificultad de los partidos tradicionales” a la hora de dar respuesta a determinadas demandas ciudadanas (participación, rendición de cuentas, transparencia, apertura, receptividad a sus reclamaciones). También por la “percepción negativa” que la ciudadanía tiene de la política (los partidos, el Gobierno, los políticos). Este nuevo escenario, según el documento final del congreso federal, “supone un reto de actualización para el PSOE al menos en tres aspectos fundamentales :electoral, programático y organizativo”. Estos partidos han atraído a “votantes desencantados y a anteriores abstencionistas”, se advierte en las resoluciones, mostrando un crecimiento “importante” entre los grupos de electores más jóvenes y en las ciudades especialmente durante los tres últimos años. Así, la media de edad del votante del PP y del PSOE es 56 y 54 años, respectivamente. La del votante de Ciudadanos y Unidos Podemos es de 44 y 43 años, respectivamente.

Reunión con Rajoy el jueves en La Moncloa

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez mantendrán el jueves en La Moncloa su primer encuentro desde la reelección del secretario general del PSOE. Será su primera reunión en casi un año. El 29 de agosto de 2016 se vieron en una reunión de apenas 30 minutos que el líder de los socialistas consideró "perfectamente prescindible". Antes, el 2 de agosto, ya se habían visto 55 minutos dentro de la ronda de contactos que Rajoy había abierto tras recibir el encargo del Rey de buscar una mayoría para su investidura. Sánchez le instó a buscar apoyos “en las derechas” mientras Rajoy le responsabilizaba de que pudiera haber unas terceras elecciones si se mantenía en el “no es no”.

Previamente Sánchez y Rajoy habían mantenido tres reuniones desde las generales del 20-D: el 23 de diciembre de 2015 Sánchez fue claro en su no a Rajoy u otro candidato del PP en una cita de 20 minutos; el 12 de febrero de 2016 Rajoy dejó, en el momento del saludo, con la mano colgando a Sánchez, que entonces era quien buscaba apoyos para su investidura, a la postre fallida. El 13 de julio, tras los comicios del 26-J, Sánchez se mantuvo en su no a Rajoy en una reunión de una hora y 20 minutos. En total, cinco encuentros infructuosos en los que ahondaron en sus diferencias.

En cuanto a “reacciones” a la crisis “como las que se han materializado en el Movimiento 15-M, en Occupy Wall Street, en Syriza o en Podemos”, en el PSOE creen que han sido posibles “básicamente porque el neoliberalismo está causando destrozos humanos y sociales cada vez mayores y más insoportables, que están dando lugar a una ola de malestar y de desafección política”. “Pero no traen consigo una propuesta solvente, creíble y factible para la acción política rectificadora que ahora se requiere”, se reivindican los socialistas como la izquierda alternativa de Gobierno. “La espectacular difusión de los movimientos del 15-M, la aparición de Podemos y Ciudadanos y la intensa campaña mediática diseñada por la derecha económica y política para hacer un sándwich al PSOE y forzar el sorpasso por Podemos, no ha logrado el objetivo de relegar al PSOE”, es la conclusión optimista que se realiza. Hasta el punto de apuntar que en la repetición de las elecciones generales de 2016, con una menor participación y la pérdida de 120.000 votos “se produjo una ligera remontada de 0,6 % en porcentaje de voto”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Alianzas. El PSOE debe ser un partido “autónomo” para “recuperar el espacio que nunca debimos perder, la izquierda”, señala el documento en torno a las “alianzas estratégicas básicas”. Se da “especial importancia” las relaciones del PSOE con los sindicatos, tanto UGT como Comisiones Obreras. Y se incluye como novedad respecto al proyecto inicial de Sánchez la promoción de “una alianza estratégica con los movimientos sociales y profesionales en la defensa de los sistemas públicos del Estado de Bienestar”, así como “con colectivos de defensa del medio ambiente”.

Banca pública. El secretario de Economía, Manuel Escudero, coordinador del proyecto de Pedro Sánchez en las primarias, logró incluir en las resoluciones del congreso socialista una de sus antiguas reivindicaciones: la banca pública. El PSOE cree que hay que “garantizar” el crédito en la economía española. “Si no lo remediamos avanzaremos hacia un sistema de fuerte concentración bancaria”, advierte. Para ello considera “necesario revertir esa tendencia, como garantía de una economía productiva que disponga de recursos de inversión y crédito, mediante la creación de un sector de Banca Pública”. Estaría dirigida a garantizar el crédito para inversiones a largo plazo. También habría espacio para la banca “cooperativa y social”.

“Es necesario el retorno a una separación entre la banca comercial y la banca de inversión, de modo que se puedan volver a garantizar los ahorros de las familias, gestionar de modo apropiado los créditos a particulares y empresas y someter a mayor escrutinio el diseño y la proliferación de activos financieros de alto riesgo, tóxicos y especulativos”, se argumenta en el documento.

Plurinacionalidad de España. El PSOE defiende “una reforma constitucional federal” en la que se “mantenga la unidad del Estado” pero “perfeccionando el carácter plurinacional del mismo”. La soberanía residiría “en el conjunto del pueblo español, de acuerdo con los artículos 1 y 2 de la Constitución”.

El documento no recoge la definición de España como una “nación de naciones”. Una fórmula que sí empleó en las primarias Pedro Sánchez en varias ocasiones. "España es una nación de naciones con una única soberanía, pero tiene que reconocer a través del perfeccionamiento de la Constitución el carácter plurinacional de este país", expresó durante el proceso interno del PSOE. En su momento tanto Manuel Escudero como José Félix Tezanos, coordinadores de su programa, matizaron que la plurinacionalidad no conllevaba la existencia de naciones "políticas" diferentes a la española. Serían "naciones culturales" cuya "singularidad" sí debía ser reconocida.

Acuerdos comerciales. En el documento no hay ninguna referencia expresa al CETA, el acuerdo comercial con Canadá sobre el que el PSOE ha cambiado su posición, pasando del apoyo a la abstención en un giro que provocó las primeras fricciones dentro del partido en la semana posterior al congreso federal. “Los socialistas queremos hacer compatible globalización y democracia social (…) Pero sí queremos regularlos, ordenarlos, ponerlos al servicio de la humanidad. Somos internacionalistas, nuestro espíritu es cosmopolita, solidario y abierto al mundo y al progreso. Rechazamos por eso, ese proteccionismo autárquico y negador del progreso”, recoge el documento, hecho público dos semanas después de la celebración del cónclave socialista.

Alma republicana. La tradicional enmienda de las Juventudes Socialistas a favor de la república federal como forma de organización del Estado llegó al plenario del congreso. Aunque no prosperó, las resoluciones aprobadas establecen que no hay que “olvidar la tradición republicana del PSOE”. “En el marco del debate social existente sobre la necesidad de regenerar la vida pública, profundizar en la lógica democrática, garantizar el carácter social del Estado, y la articulación de la pluralidad del mismo, el PSOE tiene su propia concepción sobre el modelo de Estado y la forma de gobierno hacia la que pretendemos avanzar fortaleciendo los valores republicanos y promoviendo un modelo federal”.

Eutanasia. Los socialistas creen que “ha llegado el momento de regular en España la eutanasia y su despenalización inmediata, con todas las garantías éticas y de seguridad jurídica, para el cumplimiento de la voluntad de la persona y la protección de su dignidad”. Pedro Sánchez y Alberto Garzón, líder de IU, acordaron la semana pasada presentar una propuesta conjunta para despenalizarla. Eso sí, el PSOE diferencia entre el suicidio asistido y los cuidados paliativos. “La eutanasia es un tema relacionado pero radicalmente diferente, pues no es un tema médico-sanitario, sino de libertades civiles, como en su día lo fueron la ley del divorcio, la ley de interrupción voluntaria del embarazo o la ley del matrimonio de personas del mismo sexo”, diferencian. “La sociedad española actual está a favor de dar un paso también en este campo, reconociendo el derecho a disponer de la propia vida cuando las condiciones de ésta solo abocan a una muerte apremiante con dolor y sufrimiento”, sostienen en las resoluciones de su último congreso federal.

No a la gestación subrogada. “Los vientres de alquiler suponen una mercantilización de las mujeres”. La oposición del PSOE es frontal y no es partícipe de regularlo como Ciudadanos, que plantea que la maternidad subrogada sea altruista y solo para mayores de 25 años. Los socialistas, según recogen en las resoluciones del congreso federal, “no pueden abrazar ninguna práctica que pretenda socavar los derechos de mujeres ni de niñas ni apuntalar la feminización de la pobreza”. Como alternativa “se deberán promover y facilitar los mecanismos de adopción”. También se anima a “restablecer” la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud para tratamientos de reproducción asistida con carácter universal, “dejando sin efecto las limitaciones acordadas por el Gobierno del PP”.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_