Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey reafirma ante Puigdemont los valores que han hecho progresar a Cataluña y a “toda España”

Felipe VI y la reina Letizia presiden la ceremonia de los Premios Princesa de Girona

Los Reyes a su entrada en el auditorio de Girona acompañados por el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la alcaldessa de Girona, Marta Madrenas.
Los Reyes a su entrada en el auditorio de Girona acompañados por el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la alcaldessa de Girona, Marta Madrenas.

Un día después de defender el valor de la convivencia y la ley frente a la ruptura del entendimiento, con el referéndum sobre la independencia convocado por el presidente catalán, Carles Puigdemont, como telón de fondo, el Rey ha aprovechado su intervención en los Premios Princesa de Girona para reafirmar “el compromiso con los valores que han engrandecido Cataluña, que han estado en la base de su progreso y, por tanto, del progreso de toda España”.

Y, además, ha asegurado que "el año que viene" en la próxima edición de los Premios Princesa de Girona, despejando la incertidumbre política de la tensión territorial catalana, volverán a ratificarse. "Cuando nos volvamos a reunir para reconocer los méritos de nuestros nuevos premiados, tendremos, una vez más, la oportunidad de reafirmar nuestro compromiso".  

Lo ha hecho en el Palau de Congressos de Girona en presencia de Puigdemont, en el que ha sido su primer encuentro después de que el pasado 9 de junio el presidente de la Generalitat anunciara la convocatoria de un referéndum para el 1 de octubre con la pregunta: “¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de República?”. Como en sus anteriores encuentros, no ha faltado la cordialidad, pero el momento político en el que coinciden, la intensidad es mucho más alta por estar más próximo el desenlace.

En un discurso con mayor protagonismo que nunca del catalán, y que ha alternado con el castellano y el inglés, el Rey ha destacado la incorporación en los dos últimos años, en los que más se ha agravado el conflicto entre la Generalitat y el Gobierno central, de 30 nuevas incorporaciones en el patronato de la Fundació Princesa de Girona, de la que Puigdemont es vicepresidente. “Un dato”, ha subrayado, “que pone de manifiesto el compromiso firme y sincero de la Fundació con sus proyectos y con esta tierra, con Girona, con Cataluña. Y este compromiso quiere decir creer en esta tierra y amarla”.

Sin embargo, pese a la gravedad de la situación actual, con todos los puentes volados entre el Gobierno central y la Generalitat, y con la rigidez de las posiciones previas a la colisión, el Rey ha mantenido el perfil bajo de los últimos discursos en Cataluña. Ha felicitado primero que nada al Girona por su ascenso a Primera y ha centrado su discurso en el acontecimiento anual impulsado por la Fundació Princesa de Girona y sus logros, tratando de transmitir normalidad. Se ha mostrado feliz de participar en la cita, de “compartir con jóvenes de toda España sus maneras de pensar y hacer” y se ha preocupado por la incertidumbre con la que viven por “el impacto de la inteligencia artificial en el empleo”.

En ese contexto, ha señalado “la necesidad de prepararnos a medio plazo para una transición profunda”. “Una transición que contemple desde una clara base ética, aspectos fundamentales como el marco educativo y la legislación laboral, y que demandará liderazgo político y un importante grado de consenso”, ha apuntado.

En la ceremonia, el Rey ha estado acompañado por la Reina, Puigdemont; la ministra de Sanidad, Dolor Montserrat; la alcaldesa de la ciudad, Marta Madrenas, y el delegado del Gobierno, Enric Millo. Antes del discurso, en el que el Rey ha glosado los méritos de los cinco galardonados, el actor Antonio Banderas y el bioquímico Carlos López-Otín han abierto la ceremonia en un diálogo con la periodista Julia Otero. El evento reúne durante entre este jueves y viernes a más de mil personas, la mayoría jóvenes.

Tras el acto, el Rey y Puigdemont comparten mesa en la tradicional cena del patronato de la Fundació. La presencia del Rey en Girona, la ciudad más independentista de Cataluña, nunca pasa políticamente inadvertida. El grupo ERC-MES del Ayuntamiento de Girona ha añadido leña a la tradicional protesta convocada cada edición de los galardones. Ha anunciado que presentará una moción en el próximo pleno municipal para declarar al Rey persona non grata por considerar que “la monarquía es abiertamente contraria a los anhelos de cambio y al derecho de autodeterminación de los ciudadanos”.

Galardonados

Los Premios Fundación Princesa de Girona, dotados con 10 000 euros y una reproducción de una obra del escultor Juan Muñoz, reconocen la trayectoria de jóvenes de 16 a 35 años así como la de una entidad que trabaje por los jóvenes y que este año se ha concedido por primera vez a una organización internacional.

Héctor Gómez Díaz (Lugo, 1980), ha sido distinguido con Premio Investigación Científica 2017 por su aportación en el desarrollo de modelos matemáticos y algoritmos para la simulación numérica en ingeniería computacional, con aplicaciones para la predicción del crecimiento del cáncer de próstata de forma personalizada.

Juan Zamora ha merecido el Premio Artes y Letras 2017 por su apuesta estética, que tiene en la intervención social uno de sus valores más estimables. Dada su elección de materiales primarios, crea una polifonía de significados que no se ciñe a una sola cultura.

Miriam Reyes Oliva (Cádiz, 1986) ha obtenido el Premio Social 2017 por su trayectoria personal enfocada a la solidaridad y al impacto social, buscando la igualdad de oportunidades y la búsqueda de soluciones en un ámbito complejo como el autismo.

Damià Tormo Carulla (Valencia, 1981) ha merecido el Premio Empresa 2017 por saber combinar una brillante trayectoria científica con la de emprendedor e inversor capaz de conectar, en España, el mundo de la investigación con la iniciativa empresarial de éxito.

Teach a Man To Fish ha logrado el Premio Entidad Internacional 2017 por su capacidad de crear un proyecto innovador y escalable capaz de romper el círculo de la pobreza a través del fomento del emprendimiento y la autonomía personal de los jóvenes de países en desarrollo. La Fundación concede este nuevo premio para reconocer la trayectoria de entidades y organizaciones con sede en cualquier país de la Unión Europea que trabajan a favor de los jóvenes en los ámbitos de la mejora de la empleabilidad, la inserción laboral, la innovación en la educación, el fomento del éxito escolar y el desarrollo de vocaciones científicas.

Más información