2016 registra la cifra de nacimientos más baja de los últimos 15 años

Desde 2008, el máximo en 30 años, los nacimientos han caído en un 21,4%

Bebés y niños recién nacidos en sus cunas de la maternidad del Hospital Clínico de Barcelona.
Bebés y niños recién nacidos en sus cunas de la maternidad del Hospital Clínico de Barcelona.Carmen Secanella

Los datos provisionales que el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este jueves indican que en 2016 hubo 11.906 nacimientos menos que el año anterior, una caída del 2,8%. Desde 2008, cuando nacieron 519.779 niños (el máximo en 30 años), los nacimientos se han reducido en un 21,4%.

Durante 2016 fallecieron en España 409.099 personas, lo que supuso un 3,2% menos que en el año anterior. Pese a este descenso en la mortalidad, el saldo vegetativo de la población sigue siendo negativo, como ocurre desde 2015. El último año nacieron 408.384 bebés, pero hubo 259 defunciones más que nacimientos.

Más información

Para Julio González, demógrafo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CISC), España "se encuentra en una situación de equilibrio". Que se produzca un saldo vegetativo negativo no es relevante desde el punto de vista estadístico, asegura. "Significa que estamos en un país muy avanzado demográficamente", en el que la mujer tiene menos hijos y los tiene más tarde. "Es a lo que tiende el mundo en general. Lo veríamos también en Alemania si no aumentase la tasa de inmigración".

Baja la tasa bruta de natalidad (nacimientos por cada mil habitantes) y se reduce también la población en edad de ser madre (en términos estadísticos, entre 15 y 49 años). En 2016 hubo 8,8 nacimientos por cada mil habitantes, dos décimas menos que en 2015. Las mujeres en edad de reproducirse se redujeron hasta los 10,6 millones, una tendencia que comenzó en 2009 porque, como explica el INE, ese rango de edades está formado por generaciones menos numerosas nacidas durante la crisis de natalidad de los 80 y primera mitad de los 90. Continúa también la tendencia por que las mujeres retrasan la edad media a la que deciden ser madres. Ahora esperan a los 32 años, una décima más que en 2015.

El porcentaje de extranjeros en España es del 9,5% de la población, un número que va a la baja desde la crisis, pero su contribución a la natalidad es notable. De los 408.384 nacimientos que tuvieron lugar en España, 75.220 fueron de madre extranjera, lo que supuso el 18,4% del total (17,9% en 2015).

Los nacidos en Madrid vivirán cuatro años más que los de Melilla

La esperanza de vida al nacimiento sigue en aumento. Presenta además, grandes diferencias entre comunidades autónomas, básicamente (con la excepción de Galicia y Asturias), entre norte y sur. Este indicador alcanzó los valores más altos en Comunidad de Madrid,(84,7 años) y en Castilla y León, Comunidad Foral de Navarra y La Rioja (83,9 en las tres). Los valores más bajos se dieron en las ciudades autónomas de Melilla (80,6 años) y Ceuta (80,9) y en Andalucía (81,9) y Canarias (82,3).

"Son las diferencias regionales de siempre, no es ninguna novedad", comenta Pérez. "A pesar de que el crecimiento en la esperanza de vida se da a la vez en todas las comunidades autónomas, las diferencias entre ellas son las mismas que hace un siglo" y tienen que ver con las desigualdadese en la capacidad socioeconónima de las autonomías, aunque hay quien apunta incluso a diferencias en los registros de los Ayuntamientos.

El fenómeno va acompañado, explica, de algo que también se repite en todo el mundo: donde hay más mortalidad, hay más natalidad. "Incluso a nivel regional, donde hay esperanza de vida más baja también es más alta la fecundidad", explica el demógrafo.

Se observa también que destacan las zonas urbanas como Madrid, donde "la esperanza de vida tira para arriba porque hay mucha más inmigración, que selecciona buena salud". Las personas  con problemas de salud o enfermedades crónicas se mueven menos, añade.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50