Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Superior de Murcia imputa a Pedro Antonio Sánchez por el ‘caso Púnica’

El expresidente de la región tendrá que declarar ante el juez el próximo 6 de junio

Fernando López Miras, Pedro Antonio Sánchez y Fernado Martínez Maillo.

El expresidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, tendrá que declarar en calidad de investigado (antes imputado) el próximo 6 de junio en el marco de la operación Púnica por los posibles delitos de fraude a ente público, cohecho y revelación de información reservada.

El Tribunal Superior de Justicia de Murcia ha emitido este viernes un auto en el que llama a declarar al expresidente del PP para investigar si en 2014 cometió acciones ilícitas al tratar de contratar trabajos de mejora de la reputación on line con empresas de la trama y con cargo a la Consejería de Educación, de la que era titular.

Unido al caso Auditorio, este es el segundo caso por el que está investigado el expresidente, que el pasado 4 de abril dimitó de su cargo, aunque continúa siendo el presidente del PP en la Región de Murcia, así como diputado.

En esta ocasión, el instructor del caso será el magistrado del TSJ Enrique Quiñoneros, que fue designado después de que Julián Pérez-Templado, que instruye el caso Auditorio contra Sánchez, solicitara apartarse de esta investigación a finales del mes de abril.

Pérez-Templado mantiene una relación de parentesco con la mujer del exconsejero murciano Juan Carlos Ruiz, que también está investigado en la operación Púnica.

El pasado 17 de mayo, el TSJ se declaró competente para asumir esta investigación como una rama separada de la que se lleva a cabo en la Audiencia Nacional en Madrid, ya que Sánchez continúa estando aforado y es el único tribunal con potestad para juzgarlo. La sala Civil y Penal del tribunal consideró que la exposición razonada emitida por la Audiencia para trasladar el caso a Murcia, y que el PP murciano tachó en su día de “especulación razonada” contenía un relato “prolijo” de hechos presuntamente delictivos en los que habría participado Sánchez.

En concreto, el expresidente, según las investigaciones de la Audiencia, concertó varias citas con empresas de la trama Púnica, en concreto con el informático experto en reputación en Internet Alejandro de Pedro para “limpiar” con dinero público su imagen en las redes sociales con motivo de la campaña para las elecciones a la presidencia de la región en 2015. Sánchez pretendía cargar a la consejería que dirigía los cargos, aunque no se llegaron a materializar, ya que la operación estalló antes.

Así, el instructor indicó este viernes en su auto que procede “incoar las diligencias previas necesarias encaminadas a la averiguación de los hechos”. Para ello, el expresidente tendrá que declarar el próximo 6 de junio a las 10 de la mañana.

El secretario general del PSOE de Murcia y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Rafael González Tovar, exigió este viernes al expresidente murciano que entregue el acta de diputado porque pesan sobre él siete delitos de corrupción: “Lo que tenga que resolver, tendrá que ser en la justicia, fuera de la política”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información