Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los españoles consumen más hipnosedantes que cannabis

El uso de drogas legales supera el de las ilegales en todos los tramos de edad de la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES)

Un hombre lee un cartel en una farmacia de guardia en Barcelona.
Un hombre lee un cartel en una farmacia de guardia en Barcelona.

Los españoles están más enganchados a los hipnosedantes que al cannabis. Es la tercera vez que la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES), publicada este viernes, observa esta tendencia. En la última década, la prevalencia del consumo de psicofármacos con y sin receta ha aumentado 6,9 puntos porcentuales (del 5,1% de 2005 al 12% de la población entre 15 y 64 años en 2015), mientras el del cannabis ha bajado 1,7 puntos, de 11,2% a 9,5%. El uso de drogas legales -alcohol, tabaco y fármacos- supera al de las ilegales.

La sustancia adictiva más extendida entre la población española es el alcohol, que han probado en los últimos 12 meses un 77,2% de los españoles. Le sigue el tabaco, que tiene una prevalencia del 40,2%. Los hipnosedantes, que incluyen tranquilizantes y somníferos, los han consumido el 12% de la población en el último año, un dato levemente mejor respecto al estudio, de 2013, cuando eran el 12,2%. De entre las sustancias ilegales el cannabis es la más consumido, con un 9,5% de prevalencia. La cocaína está por detrás (3,9%) y otras sustancias, como el éxtasis, los alucinógenos o el speed no superan el 0,6%.

Los hombres son los mayores consumidores de alcohol y drogas ilegales, pero en cuestión de psicofármacos, el uso está más extendido entre las mujeres (65% frente al 35% de varones). La edad de la población también es muy diferente. Mientras el uso de alcohol, tabaco, cannabis y otras drogas es más habitual entre los jóvenes de entre 15 y 34 años, las sustancias farmacológicas se consumen más entre los mayores de 35 años (el 57% tienen entre 45 y 64 años), edad a la que se suelen comenzar a utilizar. El 6% las toma a diario.

Más de medio millón de personas las probaron en 2015, que junto a los que ya lo hacían, sumaron 3.732.000. De estas, 775.762 hacen un consumo problemático, según la Delegación del Gobierno contra el Plan Nacional contra Drogas.

Estabilidad en el consumo de alcohol, tabaco y cannabis

La prevalencia del alcohol cae muy levemente en los últimos dos años tanto en el consumo en los últimos 12 meses (de 78,3% pasa al 77,6), en 30 días (de 64,4% a 62,1%) y diario (de 9,8% a 9,3%). Aumenta sin embargo el binge drinking, que se traduce como darse un atracón de beber, y que suelen hacer más los hombres de entre 15 y 34 años. El 70% de los bebedores tiene entre 25 y 54 años y el 58% son hombres. La cerveza es la bebida preferida (46,4%), seguida del vino (29,1%) y los combinados (24,3%).

El tabaco, que consumen por igual hombres y mujeres, después de algunos años de caída desde la legislación antitabaco se ha quedado estable. A diario fuma el 30,8% de la población, los mismos que en 2013. En 2015 aumentó sin embargo el número de personas que empezó a fumar: fueron 244.000, 100.000 más que en 2013. Ese año más de dos millones de personas (2.110.072) probaron los cigarrillos electrónicos.

El cannabis se mantiene estable. El fumador típico es un hombre en un 74% de los casos y el 60% tiene entre 15 y 34 años. En 2013 fumaban a diario el 1,9% de la población, un dato que subió al 2,1% en 2015. 93.000 menores de entre 15 y 17 años lo empezaron a consumir en 2015.

La cocaína, que tiene una prevalencia del 0,9% de la población, está más extendida entre hombres (78% de los usuarios) de entre 25 y 44 años (62%). 41.000 personas empezaron a consumirla en 2015, 2.500 más que en 2013.

Más información