Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las citas secretas del “señor” Ignacio González

El expresidente de la CAM y el jefe del Canal en América adoptaron medidas de seguridad para evitar que les vieran juntos

Operacion Lezo
Ignacio González, en una comparecencia en la comisión de la Asamblea de Madrid que investiga la corrupción, en la que negó la existencia de una trama de espionaje durante su mandato.

Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid, y Edmundo Rodríguez Sobrino, su hombre de confianza y el principal responsable del Canal de Isabel II en América, adoptaron numerosas medidas de seguridad cuando supieron que los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil seguían sus pasos en el marco de la investigación del caso Lezo, que ha conducido a ambos a la cárcel. Sus palabras en clave, las discretas visitas y el lenguaje críptico de sus secretarias para organizar sus encuentros clandestinos no sirvieron de casi nada. Las cuatro veces que se reunieron fueron grabados en vídeo, y a veces en audio, por los agentes, según reflejan los informes confidenciales de la investigación judicial.

Los agentes, a través de estos sigilosos encuentros, tratan de acreditar que Rodríguez actúa como testaferro de Ignacio González en los negocios del canal en América. Rodríguez asegura en las grabaciones que González estaba "absolutamente" al tanto de todo, incluyendo el pelotazo de la firma brasileña Emissao, donde -según el juez instructor de la causa en la Audiencia Nacional, Eloy Velasco- hubo un desvío de fondos de 25 millones de euros desde el Canal Isabel II.

Encuentro secreto

La primera reunión detectada fue durante una vigilancia en la sede del despacho de Edmundo Rodríguez, en el número 7 de la madrileña calle de Infanta Teresa, un barrio céntrico de la capital. Sobre las 18:20 horas del 3 de marzo del año pasado Ignacio González accedió al aparcamiento en su turismo Smart y la abandonó una hora más tarde. Rodríguez Sobrino todavía era presidente ejecutivo de Inassa y González no ostentaba cargo alguno. Los dos salieron del garaje separados y con sus vehículos sobre las 19:44 horas. Las cámaras instaladas en el inmueble recogieron el encuentro.

El segundo contacto descubierto se produjo seis meses después, el 20 de septiembre de 2016, entre las 12:45 horas y las 13:38 en el despacho profesional de Ignacio González, en el número 89 de la calle de Alcalá, muy cerca del parque de El Retiro. Los agentes de la UCO habían instalado micrófonos en el despacho, ya que hacía meses que el expresidente de la Comunidad de Madrid y Rodríguez sabían que estaban siendo investigados por su gestión en el Canal de Isabel II. Para concertar este encuentro los dos adoptaron medidas de seguridad y evitaron un contacto previo entre ambos que despertara sospechas a la Guardia Civil.

Isabel Lobato, la secretaria personal de González, eludió mencionar el nombre de su jefe y Clarisa Guerra, la secretaria de Edmundo Rodríguez, se refirió a él como “el señor”. Por su parte Edmundo cuando habla con la secretaria de González se identifica como miembro “del antiguo equipo” de Esperanza Aguirre e Ignacio González.

El Equipo de Vigilancia de la UCO detectó un tercer encuentro sobre las 11:50 horas del pasado 11 de octubre. González salió del bloque de pisos en el que está el despacho de Edmundo Rodríguez, en la calle Infanta María Teresa. Llevaba en la mano una cartera con documentos y dejó el barrio a bordo de su Smart. Al igual que en otras ocasiones fue grabado en vídeo y fotografiado por los agentes que durante meses y durante las 24 horas controlaron este domicilio considerado “caliente” en el marco de la investigación.

Una llamada interceptada entre Edmundo y José Manuel Serra Peris evidenció que González se había reunido con su hombre de confianza y responsable del Canal en América. González habló a través del teléfono fijo del despacho con Serra. En otra llamada grabada a Clarisa Guerra, la secretaria de Edmundo, a Carlos Fernández Galiano, bajó el tono de voz y susurró que su jefe estaba en ese instante reunido con el expresidente de la Comunidad de Madrid, según reflejan los informes de los investigadores.

La cuarta y última reunión detectada tuvo lugar el 19 de diciembre pasado entre las 18:40 horas y las 19:45 en la cafetería del hotel Eurobuilding, en el número 23 de la madrileña calle de Padre Damián. Del análisis de las conversaciones granadas a los investigados, los agentes de la UCO creen que este encuentro en un lugar tan expuesto y público se produjo por la supuesta intrusión por personas desconocidas en la cuenta de correo electrónico de la secretaria de Edmundo Rodríguez. Al parecer, según creen los investigadores, González fue “una de las primeras personas a las que se informó de esta cuestión”.

Más información