Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jardines de Marivent serán un museo Miró al aire libre

El Rey favorece el acuerdo entre los herederos del pintor y escultor y el Gobierno balear

Vista del palacio de Marivent desde el mar.
Vista del palacio de Marivent desde el mar.

Los jardines del Palacio de Marivent, la residencia estival de los Reyes en Palma, abrirán finalmente al público tras las Semana Santa, después del acuerdo alcanzado por el Govern balear dentro del pacto de gobernabilidad entre los socialistas, Podemos y Més. Y contarán, además, con un gran atractivo añadido: 12 esculturas de Joan Miró cedidas por la familia del pintor y escultor. El Rey ha favorecido esta propuesta de Successió Miró, la entidad de la comunidad de herederos del artista, representada por el nieto del escultor, Joan Punyet Miró, para concordar el proyecto con el Govern balear, propietario de Marivent.

Punyet Miró y la presidenta balear, Francina Armengol, han presentado este jueves al Rey el proyecto final en el Palacio de La Zarzuela, que abarca gran parte de los jardines de la residencia. El nuevo espacio escultórico será presentado el 24 de abril a los medios y permanecerá abierto todo el año, salvo los períodos de estancia de los Reyes en Marivent, es decir, la Semana Santa y los meses de julio y agosto. Fuentes de la Casa del Rey han explicado que ninguna jefatura de Estado dispone de un ámbito cultural como el que tendrá Marivent.

Tras la audiencia, la presidenta del Govern de les Illes Balears ha manifestado su satisfacción por la inminente apertura de parte de los jardines, que era un compromiso electoral, y que cristaliza con "un proyecto muy enriqueciendo por la generosidad de la familia Miró". "Ahora tendrán el atractivo de ser unos jardines esculturales", ha añadido.

Armengol ha explicado que el Rey no puso ningún problema desde el principio ante la posibilidad de abrir parte de los jardines "para que pudieran ser visitados por toda la ciudadanía". La zona ajardinada de la residencia estival de los Reyes ocupa una superficie de 9.155 metros cuadrados. "Empezamos a trabajar con el equipo de la Casa del Rey y de Presidència del Govern y lo hemos hecho con mucha normalidad y tranquilidad", ha comentado. Según Armengol, "el Rey está contento de cómo quedará el proyecto final, que será redondo con la aportación de las esculturas de Miró".

Francina Armengol, el Rey y Joan Punyet Miró en La Zarzuela ampliar foto
Francina Armengol, el Rey y Joan Punyet Miró en La Zarzuela EFE

El acceso a este “jardín escultórico”, como lo ha calificado Punyet Miró, será gratuito, siguiendo el compromiso del Gobierno balear. El nieto de Miró ha destacado "la gran ilusión" de la familia de colaborar en el proyecto, que ha calificado de innovador y único tras comprobar que las seis familias reales europeas restantes no disponen de nada similar: "Por ejemplo, Buckingham Palace nunca ha hecho un jardín escultórico con obras de Henry Moore o Barbara Hepworth".

Punyet también ha destacado que el proyecto, con estas 12 esculturas, refuerza la alianza entre la Familia Real y Miró. Estas obras, piezas de bronce de la familia Miró, estaban hasta ahora en domicilios y jardines particulares. El heredero ha justificado la cesión sin contraprestaciones económicas al compromiso de su abuelo con el país y a la amistad que mantuvo con el rey emérito, Juan Carlos I, del que era, además, vecino. "Durante la Transición se veían a menudo en el taller de mi abuelo en Palma y mi abuelo iba a Marivent. De hecho, mi abuelo le regaló un cuadro maravilloso", ha recordado.

La iniciativa de este museo Miró al aire libre "es una buena sinergia para el país", ha agregado. "Unimos fuerzas, criterios e ideas. Jamás se había hecho nada parecido y será de mucho interés para todo el público en general". El nieto del pintor y escultor catalán afincado en Mallorca ha destacado, entre las doce piezas, la escultura de bronce negro brillante personage, de dos metros, fundida en la fundición de París en la que trabajaban Alberto Giacometti y Jean Arp. Las piezas, que estuvieron expuestas hace un año en el Rijksmuseum de Amsterdam, "tienen una presencia munumental y muy adecuada para ese jardín".

Los herederos del escultor ceden de forma gratuita estas doce piezas. "Es bueno hablar de la generosidad de Joan Miró con España. Creó el logo del sol de España, hizo la escultura para los Premios Príncipe de Asturias... Nosotros tenemos la obligación moral de siguir ese legado, colaborar y ser generosos", ha justificado Punyet.

Más información