Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía retira la acusación por abusos contra el único encausado del ‘caso Romanones’

El ministerio público estima "falta de pruebas" para condenar al padre Román

El abogado de la acusación particular y los padres del denunciante del 'caso Romanones'. Foto: PEPE TORRES (EFE). Vídeo: ATLAS

El fiscal encargado del caso Romanones, Francisco Hernández, ha retirado su acusación contra el padre Román Martínez, para el que pedía nueve años de prisión y una indemnización de 50.000 euros por presuntos abusos a menores en Granada, al no ver "concluyentes" las pruebas ni los testimonios que se han analizado en las distintas sesiones del juicio, celebrado este mes de marzo.

"No se puede condenar a una persona si no hay pruebas ni con móviles distintos en las versiones que han dado los distintos testigos", ha explicado el fiscal en la presentación de las conclusiones finales después de que hayan testificado 39 personas: “La ausencia de pruebas, también periciales, me han imposibilitado mantener la acusación. No he obrado solo, es cosa de toda la fiscalía”, ha sostenido Hernández. Las acusaciones particular y popular mantienen su petición de 26 y 15 años de cárcel para el padre Román, por lo que el juicio sigue adelante a la espera del sentencia.

"Dependemos de fuentes ajenas para llegar a la verdad y aquí hay contradicciones que no esclarecen nada. Tampoco las pruebas periciales sobre la mancha que Martínez pudiera tener en el pene, de la que hablaba el denunciante", ha aclarado Hernández.

El fiscal también ha manifiestado que "había distorsión de la realidad" por parte de Daniel [nombre con el que se identifica al denunciante] y actuaciones "extrañas" en su conducta. "No es lógico que tarde tanto en denunciar ni que se fuera de Erasmus en un momento crítico y previo a la denuncia que se presenta en octubre de 2014 (...). Desde 2009 a 2014, Daniel trata el tema con personas y no presenta ningún trauma. Lamentamos no poder haberle dado una respuesta distinta a Daniel, víctima no sabemos de qué, ya que no hemos podido encontrar elementos para mantener la petición”, ha añadido Hernández.

Para el fiscal, que pedía inicialmente nueve años de cárcel para Román Martínez por un delito de abuso sexual con agravante de acceso carnal, ya había "contradicciones continuas en todos los interrogatorios llevados a cabo durante la instrucción". "Queríamos que el juicio se llevara a cabo y que fuera público. Desconocemos la verdad. Sólo sabemos que hay 12 declaraciones distintas de las que no podemos concretar nada", ha declarado Hernández ante el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia de Granada. "Esto nos puede hacer pensar que existía un clima sexual. Pero no tenemos la verdad acerca de que fuera o no consentido ni si existió con Daniel. Sólo sabemos que hay ambigüedad en las declaraciones y en la acusación", ha añadido.

Con relación al resto de personas que Daniel había incluido como "víctimas de abusos" por el clan de los Romanones, el fiscal ha comentado que "nadie ha corroborado estas declaraciones del denunciante". "Todos aseguran que no había abusos", ha afirmdo.

Las acusaciones particular y popular sí mantienen sus posiciones. El letrado del denunciante justifica 10 años de cárcel para Román por "acceso carnal" y 16 por "dos delitos continuados y relacionados con masturbaciones y felaciones". Desde la acusación popular, representada por la Asociación Pro Derechos del Niño y la Niña (Prodeni), el abogado Juan Pedro Oliver ha matizado: "En este tipo de situaciones no puede haber certezas. Están los sentimientos por encima de la razón".

La defensa de Román

“Ha sido un proceso complicado porque hemos tenido que luchar contra muchos procesos espúreos o bastardos ajenos al propio proceso judicial. Sufrimos una instrucción que ya la consideramos de sesgada en un inicio por parte del juez instructor, pero hemos llegado al juicio real donde se han valorado las pruebas y fruto de ello ha sido la retirada de la acusación por parte del ministerio fiscal”, ha explicado el letrado del padre Román Martínez, Javier Muriel.  “Entraba dentro de las expectativas esta decisión”, ha añadido Muriel, quien pide la libre absolución de su cliente.

El letrado también ha acusado a ‘Daniel’ de “hacer de la mentira un arte”. “En 29 meses, 10 tomos y nueve sesiones de juicio se ha tirado por la borda todo lo que el denunciante había insinuado durante la instrucción”, ha denunciado Muriel.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información