Nubarrones sobre tu cabeza, hombres del tiempo y el ‘efecto mariposa’

El meteorólogo Daniel Santos abordará cada semana de una forma amena y didáctica un tema relacionado con el tiempo y los fenómenos atmosféricos

Nube de mariposas monarca en México.
Nube de mariposas monarca en México.Getty

Es difícil saber cómo empezar a escribir en un blog. Lo primero, tal vez, es contar algo de uno mismo. En mi caso, llevo más de 20 años dedicando mi tiempo al tiempo (meteorológico). Profesionalmente, y pasionalmente, soy uno de esos raros especímenes que sobreviven haciendo ciencia, en mi caso, tratando de mejorar las predicciones meteorológicas.

Mientras que para muchos el tiempo son esos cinco minutos tras las noticias, o esos soles que salen en una app en el Smartphone, para mí y mis colegas, es una forma de salvar vidas, facilitar el transporte, la generación de energía, dar oportunidades de diversión a la gente haciendo actividades en la naturaleza y cientos de cosas más que iré contando por aquí.

Las previsiones meteorológicas tienen ahora la misma precisión a cuatro días vista que hace 40 años a un día

Aunque no lo parezca, los sistemas de avisos por situaciones meteorológicas adversas salvan vidas. Los aviones, los barcos e incluso los trenes de alta velocidad, usan predicciones meteorológicas. Las eléctricas tienen en cuenta las predicciones de viento y de radiación solar en la producción de energía limpia. Todos los amantes, entre los que me encuentro, de actividades en la naturaleza somos ávidos consumidores de información meteorológica sobre vientos, oleaje o nieve. Así pues, en este blog voy a revindicar el papel del “los del tiempo” como parte importante, aunque desconocida en muchos aspectos, de la vida cotidiana.

Cuando alguien descubre a lo que me dedico casi siempre surgen las mismas preguntas y reproches. Como es el primer post no voy a dejar con la duda en el aire, y voy a responder a uno de los clásicos ¿Por qué falláis tanto en las predicciones?

A sabiendas de que este momento llega, tarde o temprano, tengo preparada mi estrategia. Primero echar balones fuera: “Si los economistas acertaran una décima parte de lo que acertamos los meteorólogos, otro gallo nos cantaría”.

Edward N. Lorenz.
Edward N. Lorenz.

En los últimos 40 años las mejoras en la predicción meteorológica gracias a la visión global de la atmósfera que facilitan los satélites y a los cálculos con modelos en grandes superordenadores ha permitido una mejora de la predicción en un día cada 10 años. Es decir, ahora se tiene la misma precisión a cuatro días vista que hace 40 años a un día.

Aun así, tenemos una importante limitación que nos impide mejorar. En 1972, Eduard N. Lorenz, realizó una presentación durante una conferencia que tituló con una pregunta que venía a decir “¿El aleteo de las alas de una mariposa podrían dar lugar a un tornado en Texas?”. Tal y como modelizamos por ordenador la atmósfera y sus procesos, pequeñas diferencias, como el batir de alas de una mariposa, pueden llevar a predicciones muy diferentes, dando lugar a un tornado en Texas, o no. Desde entonces, gracias a la pregunta de Lorenz, se acuñó el término “efecto mariposa”, y es una de las mejores imágenes que existen para explicar el concepto de caos. El comportamiento caótico limita la calidad de las predicciones, y solamente mejorando la precisión de las observaciones, teniendo en cuenta cada vez más efectos físicos y generando simulaciones por ordenador ligeramente distintas podemos intentar capturar esa incertidumbre escondida en el caos.

Así pues, cuando los del tiempo fallemos echadle culpa a las mariposas y sus aleteos.

Bienvenidos todos, vamos a dedicar un poco de tiempo al tiempo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS