Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La FEMP califica de “perverso” el techo de gasto para los Ayuntamientos

Abel Caballero convocará una asamblea de alcaldes si no hay progresos en la financiación local

Reunión a principios de febrero entre la FEMP y miembros del Gobierno. Ampliar foto
Reunión a principios de febrero entre la FEMP y miembros del Gobierno.

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el socialista Abel Caballero, ha reiterado este martes sus demandas al Gobierno para que flexibilice el techo de gasto de las corporaciones locales. También para que puedan destinar su superávit a gasto corriente —por ejemplo, un centro cultural, lo que conlleva personal y mantenimiento— y no solamente, como ocurre ahora, a la amortización de deuda —puede que no le compense a un Consistorio con una economía saneada y una deuda a largo plazo— y a gasto sostenible como el asfaltado de calles o el cuidado de zonas verdes.

"El sistema actual de cómputo del techo de gasto es perverso en contra de las corporaciones locales. Dado que tenemos superávit, que respetamos el techo de gasto, y que en términos de deuda ya estamos en los objetivos cumplidos del año 2021, parece razonable que se haga una interpretación del techo de gasto más proclive y propicia hacia los Ayuntamientos", ha reclamado antes de la reunión cuatrimestral del Consejo Territorial, el máximo órgano de decisión de la FEMP entre plenos y que componen más de un centenar de alcaldes.

Caballero, que compagina la presidencia de la FEMP con la alcaldía de Vigo, ha recordado que el Ejecutivo de Mariano Rajoy se comprometió a que los Ayuntamientos pudieran ejecutar el superávit de 2016. "Pero necesita de ley y en este momento no hay ningún texto ni ningún borrador de ley que resuelva el problema del superávit y por tanto nos ponga en la solución de poderlo ejecutar", ha criticado. Los Ayuntamientos con cuentas saneadas se quejan de que la regla de gasto es muy rígida y les imposibilita poder gastar los remanentes de tesorería de ejercicios anteriores.

La petición de la FEMP se produce la víspera de que se constituya el comité de expertos para la redacción de la nueva financiación local. "Vamos en serio y no vamos a esperar más", ha advertido Caballero. "Queremos una solución a la financiación local, si vemos que no hay progresos convocaré una asamblea de Ayuntamientos este año que cuenta con 8.125 alcaldes. Tenemos capacidad para realizar advertencias y recuerdo que nosotros gobernamos a 47 millones de personas. Somos conscientes de ello y por eso queremos ejercer nuestras competencias y contar con la financiación para ello", ha sentenciado. La FEMP recurrió en 2015 la Ley de racionalización y sostenibilidad de la administración local (LRSAL) ante el Tribunal Constitucional.

Regidores del PP presentes han mostrado en privado su malestar con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que dirige Cristóbal Montoro por la falta de concreción y de avances sobre el techo de gasto y el superávit. Con él tratará mañana la decisión del Constitucional de considerar inconstitucional el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana (plusvalía), cuya fórmula de cálculo ha hecho que muchos contribuyentes hayan abonado este tributo local de forma indebida tras haber vendido en pérdidas.

Las corporaciones locales cuentan con un superávit estructural de unos 5.000 millones. Justo al revés que las comunidades autónomas, con un déficit estructural similar. De ahí que haya expertos que incluso planteen el trasvase de ciertas competencias entre administraciones. Una de las ventajas con que cuentan los Ayuntamientos es que, frente a los problemas de otras administraciones, disponen en términos generales de unos ingresos fijos y que no fluctúan como es el caso del IBI. Uno de sus efectos es que, en conjunto, los municipios presentan un superávit presupuestario del 0,5% del PIB desde 2012.

La FEMP también exige que la reposición de las plazas de funcionarios sea del 100%, "no solo en policías y bomberos". Desde 2011, la Administración General del Estado ha perdido 68.000 activos (equivalente al 11,51%), las comunidades autónomas 49.700 (3,7%) y las corporaciones locales 99.000 (15,3%). "En este tiempo las restricciones a las tasas de reposición de efectivos significaron que los Ayuntamientos y diputaciones perdimos tantos efectivos como las otras dos Administraciones juntas", ha comparado Caballero.

Más información