Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Horrach pedirá más pena para Urdangarin y Diego Torres

El fiscal Anticorrupción de Baleares anuncia que pedirá cárcel para los cargos valencianos

Pedro Horrach a su salida del Tribunal Superior de Justicia.

El fiscal del caso Nóos, Pedro Horrach, ha anunciado este viernes que pedirá más pena de cárcel para Iñaki Urdangarin y su socio, Diego Torres, por malversación y fraude en documento público y mercantil, además de reclamar penas de cárcel para los cargos públicos valencianos que fueron absueltos a pesar de haber firmado los mismos contratos con el Instituto Nóos que el gobierno balear. El fiscal propondrá también a los fiscales del Tribunal Supremo que recurran la sentencia dictada el viernes pasado.

Horrach ha subrayado en una entrevista en la Cadena SER que le parece una decisión "razonable" mantener la libertad provisional del marido de la infanta Cristina: "No creo que las magistradas hayan adoptado esta decisión en relación a la situación de privilegio que tiene el señor Urdangarin", ha explicado aludiendo que se refrendan en que "entienden que no existe riesgo de fuga". "La excepcionalidad deriva de los poquísimos casos en que ocurre pero me parece razonable", apunta.

El tribunal juzgó el caso desestimó el jueves la petición de Horrach de imponer una medida cautelar de prisión provisional con fianza de 200.000 euros para Iñaki Urdangarin y de 100.000 euros para su exsocio Diego Torres. Horrach ha negado que se haya tratado de forma distinta al marido de la infanta.

Horrach explica que las circunstancias personales de Urdangarin, que tiene una vivienda en Suiza, "rebajan" el riesgo de fuga "pero no lo anulan debido a la gravedad de las condenas", aunque ha añadido que las juezas consideran que ese peligro "está prácticamente descartado" y, en consonancia, dictaron una medida como es la obligación de presentaciones mensuales y retirada de pasaporte en el caso de Torres.

El fiscal Anticorrupción entiende que existe, sin embargo, un delito de malversación de caudales públicos porque la empresa Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia (CACSA) se debió someter a la normativa de contratación pública en negocios con terceros, algo que no contempla la sentencia. Ese delito lleva aparejada una pena de cárcel de entre 4 y 8 años. 

Además de sobre el juicio del caso Nóos, el fiscal Anticorrupción de Baleares ha entrado a valorar las recientes declaraciones del fiscal sustituido de Murcia, Manuel López Bernal, en las que señalaba que había sufrido presiones e "intimidaciones". Horrach ha confirmado que "las presiones en casos de investigaciones de corrupción se suceden muy a menudo" y ha remarcado que mientras que en las grandes ciudades la labor de los fiscales "queda más difuminada", en las comunidades pequeñas, como Baleares o Murcia, esa presión "se intensifica". "Hay que aprender a convivir con ella", ha añadido.

Horrach ha asegurado, aun así, que nunca ha temido por su integridad física, pero ha detallado que sí ha recibido "cartas de tipo amenazante" con insultos contra él y contra su familia. Ha asegurado, además, que denunció ante la Policía una carta amenazante, mientras que a las que tienen "insultos variopintos" no les hace "ni caso". En referencia al caso Nóos ha afirmado que ha trabajado con completa "autonomía" y ha negado conversaciones con el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, o el ministro de Justicia, Rafael Catalá.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información