Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Catalá critica a las fiscales de Púnica: “Lo anómalo es que no acaten el criterio de sus superiores”

El fiscal general impuso su criterio para no actuar contra el presidente de Murcia, pero niega haber recibido presiones

El ministro de Justicia, Rafael Catalá.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha considerado este jueves que lo que es "anómalo" en la causa contra el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, es que las fiscales del caso Púnica se hayan negado a firmar el escrito de la Fiscalía Anticorrupción en el que pide que no se le investigue y, además, que la discrepancia se haya divulgado. El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha impuesto su criterio sobre el de las fiscales encargadas del caso para que no se actúe contra el presidente murciano, pese a que ellas consideran que "elaboró", junto a otros supuestos miembros de la trama, un "plan criminal" para "desviar" a las empresas del conseguidor Alejandro de Pedro "fondos públicos".

"Quizá quien tiene el problema son las fiscales, ya que no se ha mantenido su criterio", ha añadido Catalá. En una entrevista en la Cadena SER, el ministro de Justicia ha remarcado que la fiscalía es una organización jerárquica y que es habitual que los superiores se pronuncien cuando hay asuntos de especial relevancia. "Que el criterio de dos fiscales no sea soportado por sus jefes, no sé dónde hay que poner la verdad, si en las fiscales o en los jefes. Yo me pongo más del lado de sus jefes", ha remachado Catalá.

La oposición pide que Maza comparezca

El PSOE ha pedido este jueves que la comparecencia del fiscal general del Estado en el Congreso, que este partido ya reclamó el miércoles, sea "inmediata" para que explique si ha habido "presiones" para no imputar al presidente murciano y al expresidente riojano Pedro Sanz. Así lo ha anunciado el portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, quien ha considerado que hay "suficiente alarma social" para que esta comparecencia se produzca de forma inmediata. Los socialistas ya registraron la petición de comparecencia urgente del fiscal general para que explique si hay "injerencias políticas" detrás del informe que remitió oponiéndose a investigar a Pedro Antonio Sánchez, por el caso Púnica.

Unidos Podemos también ha registrado la comparecencia del fiscal general ante la "sospecha" de que ha podido actuar en connivencia con los deseos del PP para evitar el procesamiento del presidente murciano, informa Elsa García de Blas. "Si se probara que la fiscalía ha llevado a cabo comportamientos contrarios a su función, que está regulada por el derecho público, esto sería gravísimo. La fiscalía no está para defender al PP; está para defender a los ciudadanos", ha avisado el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Podemos cree que la "apariencia de neutralidad" del fiscal general en este caso es "muy endeble", en palabras del diputado y juez en excedencia Juan Pedro Yllanes, porque resulta cuanto menos "sorprendente" que Maza "llegue a la conclusión de que los hechos no son constitutivos de delito cuando las dos fiscales encargadas del caso, quienes mejor conocen los hechos, y el juez encargado de la instrucción en la Audiencia Nacional interpretan todo lo contrario".

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, también ha anunciado este jueves que su partido va a solicitar la comparecencia del fiscal general para que explique si hubo o no injerencia del Gobierno para no investigar a los populares Pedro Antonio Sánchez y Pedro Sanz. De momento, Ciudadanos pedirá cuentas en sede parlamentaria e intentará, además, impulsar la reforma de la Ley de la Fiscalía, incluida en el pacto de investidura con el PP, para que el ministerio público "gane en independencia" y el Parlamento pueda tener "un cierto control", pudiendo incluso reprobarle o cesarle, llegado el caso.

El fiscal general niega haber recibido presiones

Por su parte, el fiscal general del Estado ha negado este jueves haber recibido ninguna presión para exculpar al presidente de Murcia, criterio que, por vía jerárquica, impuso a las fiscales del caso Púnica. "Mi decisión está avalada por informes técnicos de varios fiscales. Es insensato pensar que pueda haber presiones a todas las fiscalías", ha señalado Maza, que ha añadido que dio la consigna de informar contra la elevación de la causa contra Sánchez tras la consulta con los fiscales de Sala del Supremo y de la Secretaría Técnica. "Mi decisión ha sido tomada analizando los criterios de la Secretaría Técnica y compartiéndolos; la iniciativa parte de ahí".

Antes de entrar a unas jornadas sobre criminalidad informática, Maza, en conversación con periodistas, se ha mostrado "encantado" de comparecer ante el Congreso. Sin entrar en más detalles en atención a la Cámara baja, el fiscal general ha asegurado que tanto la decisión de exonerar a Sánchez como la de pedir que el Supremo investigue a la senadora del PP Pilar Barreiro por delitos similares están "absolutamente fundadas en la legalidad".

Al fiscal general le parece "absolutamente sorprendente" la polémica que ha suscitado esta decisión. "No lo entiendo. Al igual que hay multitud de asuntos todos los días en los que la fiscalía está investigando y está colaborando, hay casos en los cuales consideramos que a un ciudadano, sea político o sea quien sea, no tiene por qué estar sometido a un procedimiento penal si nosotros entendemos con toda honestidad e interpretando la ley que no tiene que estar en esa situación", ha señalado Maza.

La UPF pide la dimisión del ministro

La Unión Progresista de Fiscales (UPF) ha pedido este jueves la dimisión de Catalá "por cuestionar, fuera de sus competencias constitucionales y con absoluto desconocimiento de la ley el trabajo" de las fiscales del caso Púnica y "amenazar con acciones contra ellas por discrepar del criterio de un superior". "Es una intromisión intolerable en nuestro trabajo por parte del Ejecutivo y un desprecio a la autonomía del Ministerio Fiscal", concluye la UPF en un comunicado.

La Asociación Profesional Independiente de Fiscales (APIF), que fue presidida por Salvador Viada, esposo de la fiscal de Púnica Teresa Gálvez, calificó de "inadmisible" que las órdenes, dentro de la institución, "sean negativas". "Es decir, que se nos ordene no investigar o no perseguir un posible delito. De admitirse las órdenes singulares o particulares, estas han de ser siempre positivas y, a ser posible, por escrito", ha dicho en referencia a la supuesta orden de no investigar al presidente de Murcia en el caso Púnica.

Más información