Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy asume el perdón de Cospedal por el Yak-42, pero sin pronunciarlo

El presidente evita referirse en el Congreso a las irregularidades que rodearon la tragedia

El presdente del Gobierno, Mariano Rajoy, este miércoles.
El presdente del Gobierno, Mariano Rajoy, este miércoles. EFE

Mariano Rajoy ha hecho suyas y ha asumido "como propias, porque es de justicia", las palabras que el pasado 16 de enero pronunció en la Comisión de Defensa del Congreso la ministra María Dolores de Cospedal, quien pidió "perdón, en nombre del Estado", a las familias de los 62 militares que murieron en el accidente del Yak-42. Sin embargo, el presidente del Gobierno no ha llegado a pronunciar la palabra perdón, durante la sesión de control del Congreso, este miércoles.

Preguntado por el portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, Rajoy ha querido "rendir homenaje" a las víctimas de la mayor catástrofe del Ejército español en tiempos de paz, que ha causado "gran dolor" tanto a las familias de las víctimas como al conjunto de las Fuerzas Armadas, y ha expresado el apoyo y el reconocimiento del Ejecutivo y de toda la sociedad española a los militares que, como los que perdieron la vida en el Yak-42, defienden a España en misiones en el exterior. Sin embargo, en contra de lo que ha hecho Hernando al formular su pregunta, Rajoy ha evitado referirse a las múltiples irregularidades que rodearon aquel vuelo y la posterior gestión de la crisis.

El presidente del Gobierno sí ha recordado que este martes recibió por vez primera en La Moncloa a las familias de las víctimas del Yak-42, en una reunión que ha calificado de "franca y cordial" y, aunque ha dicho ser consciente de que no hay consuelo posible para su dolor, se ha mostrado dispuesto a "mitigarlo en parte" con la resolución que debe dictar el Ministerio de Defensa en el expediente por responsabilidad patrimonial. Rajoy ha subrayado la necesidad de trabajar para que una tragedia de este tipo "no se repita nunca más".

El portavoz socialista ha recordado que Rajoy era vicepresidente del Gobierno cuando se estrelló el Yak-42, que no se hizo caso a las denuncias de los militares sobre las irregularidades que rodeaban aquellos vuelos y que, tras el siniestro, se produjo uno de los "hechos más vergonzantes" de la historia de España, con una identificación de los cadáveres que fue un "fraude" por las prisas en enterrar la tragedia. El máximo responsable político de estos hechos, el entonces ministro de Defensa, Federico Trillo, que "últimamente ha demostrado su catadura moral", fue nombrado embajador en Londres, ha destacado Hernando. Rajoy le ha reprochado que en los cinco años que lleva como presidente del Gobierno el Grupo Socialista nunca le ha preguntado por este asunto.

Más información