gregorio marañón

“El Teatro Real ha salido reforzado de la crisis sin ayuda de las instituciones”

El presidente del patronato, Gregorio Marañón, aboga por la memoria, el diálogo, la cultura y el abandono de la arrogancia para la regeneración social

Gregorio Marañón, este martes en Sevilla.
Gregorio Marañón, este martes en Sevilla.Paco Puentes

El presidente del Patronato del Teatro Real de Madrid, Gregorio Marañón, ha subrayado este martes en el Foro Joly Andalucía, que "este teatro sale reforzado de la crisis sin ayuda extraordinaria de las instituciones y sin un endeudamiento bancario".

Más información

 Marañón ha explicado que el modelo de gestión pública y privada ha funcionado "muy bien" en el Teatro Real, al tiempo que ha indicado que "la clave está en no dejar de ser una institución pública con un estatuto de autonomía que garantice independencia, estabilidad y la participación de la sociedad civil".

Gregorio Marañón, figura clave de la Transición española, ha aportado algunas claves para la situación actual de España. El intelectual ha abogado por no negar la memoria, mantener los cauces de diálogo, abandonar la arrogancia y considerar la cultura como elemento estratégico clave para construir utopías.

Marañón ha defendido la necesidad de mantener vigentes dos valores fundamentales de la Transición para afrontar la nueva realidad española: reconciliación y diálogo. “Quiero creer que se seguirá con este espíritu. Si no, mal vamos”, ha advertido.

El artífice de la modernización del Teatro Real, hasta convertirlo en una de las principales instituciones españolas, ha recordado cómo España ha superado los niveles de subdesarrollo del franquismo con esas dos premisas, que han permitido la reconciliación de las dos Españas que versificó Machado. “No se puede negar que este país tuvo una Guerra Civil y 40 años de dictadura”, ha defendido

La otra clave es el diálogo, sobre el que ha señalado diferencias entre el que surge de un cauce abierto, que permite conocer y respetar al interlocutor para resolver problemas, y el que se establece cuando el conflicto es irresoluble. “Hoy no hay diálogo. Nace cuando cada una de las partes quiere sacar algo. Entonces, estamos negociando”, ha argumentado.

Gregorio Marañón cree que la sociedad actual ha abandonado la fórmula del diálogo por esa negación de la memoria y por la “arrogancia y la autosuficiencia”. “Si lo vemos claro entre todos, saldrá bien”, ha afirmado en referencia a la situación actual.

En su opinión, el diálogo no está reñido con la controversia, al contrario. “La polémica, por sí misma, no es mala. Puede incluso ser vivificante y, desde luego, es mejor que la indiferencia”.

Otro aspecto fundamental es la cultura, que ha considerado un “valor estratégico para la sociedad”: “No es solo un ocio divertido e inteligente. Forma el espacio que identifica a los ciudadanos y desde el que podemos reflexionar críticamente sobre nuestra realidad y construir las utopías que nos llevarán a un tiempo mejor”.

El intelectual madrileño ha desglosado las claves para convertir una institución en crisis en un baluarte social: profesionalidad, autonomía, participación de la sociedad civil, buena gestión, programa social, colaboración y desarrollo tecnológico.

Sobre la firma

Raúl Limón

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense, máster en Periodismo Digital por la Universidad Autónoma de Madrid y con formación en EEUU, es redactor de la sección de Ciencia. Colabora en televisión, ha escrito dos libros (uno de ellos Premio Lorca) y fue distinguido con el galardón a la Difusión en la Era Digital.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción