Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno “agradece los servicios prestados” a Trillo

Dastis recupera al diplomático Carlos Bastarreche para cubrir la Embajada en Londres

FOTO: Trillo, el pasado jueves en Londres al anunciar su renuncia. / VÍDEO: Declaraciones del exembajador tras su renuncia.

"A petición propia" y "agradeciéndole los servicios prestados". El decreto de cese de Federico Trillo como embajador en Londres, publicado hoy en el BOE, no deja lugar a dudas sobre las circunstancias en que se ha producido el relevo del exministro de Defensa. Aunque el informe del Consejo Estado que responsabiliza al Ministerio de Defensa, en la etapa en que él lo dirigía, del accidente del Yak-42, en el que murieron 62 militares españoles cuando regresaban de Afganistán el 26 de mayo de 2003, hacía insostenible su mantenimiento al frente de una de las embajadas españolas más importantes, ha sido el propio Trillo el que ha decidido el momento de su relevo, adelantándose a los planes de Exteriores.

Pese a ello, al menos desde el punto de vista formal, Trillo sale por la puerta grande. Aunque el agradecimiento a los servicios prestados es una fórmula protocolaria que habitualmente figura en los decretos de cese de altos cargos, no siempre se utiliza. No lo fue en el caso de Ignacio Jesús Matellanes, destituido este sí como embajador en Bélgica el pasado 8 de abril por el entonces ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, por pérdida de confianza en su gestión, pese a encontrarse el Gobierno en funciones.

Dastis no tenía previsto cesar todavía a Trillo y esta misma semana decía en el Senado que el relevo se produciría "en las próximas semanas o meses", sin concretar. El jueves, poco antes de anunciar él mismo su dimisión en una breve declaración sin preguntas en la Embajada en Londres, adelantándose a que pudiera hacerla pública el Gobierno, Trillo llamó a Dastis para comunicarle su decisión. Y el ministro tuvo que improvisar un candidato para que la Embajada en el Reino Unido, en un momento crítico en el que está a punto de iniciarse la negociación del Brexit, no quedara vacante.

Dastis ha recurrido a un diplomático veterano, Carlos Bastarreche, al que ha tenido que recuperar del sector privado para reincorporarlo al servicio exterior. Bastarreche, de 67 años, fue secretario general para Asuntos Europeos, representante permanente ante la UE y embajador en París hasta que en 2014 fichó como director de Relaciones Institucionales del consorcio aeronáutico europeo Airbus, un puesto que ocupaba todavía. No es el primer caso de "puerta giratoria" entre el sector privado y el servicio exterior: Ramón de Miguel fue recuperado en 2014 como embajador en París por Margallo tras haber ocupado cargos directivos en Iberdrola.

El Consejo de Ministros pidió este mismo viernes el plácet para Bastarreche como embajador en Londres, dejando así claro que se trata de un relevo. La espantada de Trillo hace, sin embargo, que la sustitución no pueda ser inmediata y hasta que el Foreign Office conteste a la petición, lo que puede llevar varias semanas, la Embajada en Londres quedará en manos del encargado de Negocios, Juan López Herrera.

Más información