Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía investiga si el suicidio de una adolescente en Murcia está relacionado con acoso escolar

La menor, de 13 años, fue trasladada de centro en mayo. Educación había abierto un protocolo de seguimiento

Imagen de archivo de un grupo de alumnos en un programa contra el acoso escolar.
Imagen de archivo de un grupo de alumnos en un programa contra el acoso escolar.

La Policía Nacional investiga si el suicidio de una menor de 13 años en Murcia puede estar relacionado con un posible caso de acoso escolar. La adolescente se quitó la vida el pasado martes en su casa, situada en una pedanía de Murcia. A finales del curso pasado se había cambiado de instituto por petición de su familia.

La madre de la chica la encontró ahorcada en su habitación de la casa familiar situada en la pedanía de Aljucer, según cuenta este jueves el diario La Opinión de Murcia. El Grupo de Menores de la Policía se ha hecho cargo del caso. Tomará declaraciones a los familiares de la menor y a sus compañeros y profesores del instituto de educación secundaria (IES) Licenciado Francisco Cascales, de Murcia. A este centro llegó en mayo procedente del IES Ingeniero de la Cierva, situado en la pedanía de Patiño.

L. comenzó el curso pasado 1º de la ESO en el Ingeniero de la Cierva. Era una alumna de buen expediente ("de notables", según fuentes cercanas al caso). Es el centro adscrito al colegio de Aljucer, por lo que la mayoría de los alumnos ya se conocían de años anteriores. En el instituto, vivió un episodio que supuso la apertura de una investigación. Dos compañeros del centro la insultaron llamándola "gorda". Uno de ellos fue expulsado un día y el otro, un alumno de integración, le envió una carta pidiéndole disculpas.

El Ingeniero de la Cierva abrió un expediente e inició una investigación en la que descartó que se tratara de un caso de acoso. Ese informe fue trasladado a la inspección educativa, según las citadas fuentes, que señalan que la menor tenía "problemas de integración". Los responsables del centro y la orientadora del instituto hablaron con los padres y le recomendaron que la menor se sometiera a una terapia psicológica. No detectaron más episodios relacionados con este caso, aunque la familia pidió el cambio de centro a final de curso y le fue concedido.

Fuentes de la Consejería de Educación confirman que se activó un protocolo de actuación en el primer instituto de la chica. "El protocolo se activó, se investigó y se tomaron decisiones en colaboración con la familia, que solicitó el cambio de centro educativo y se realizó. Además, profesores y alumnos estaban implicados en apoyar y hacer un seguimiento de la joven, siempre contando con la colaboración y consideraciones de la familia", explican desde la Consejería.

La familia de la joven no ha querido hacer declaraciones y ha pedido “respeto” y “no caer en especulaciones” ante la dureza de los hechos. Sí ha querido, en cualquier caso, hacer un llamamiento para evitar que vuelvan a producirse sucesos de este tipo, para lo que han pedido a prensa e instituciones que alerten sobre la importancia del bullying y sus consecuencias. Además, han anunciado que convocarán una rueda de prensa en los próximos días, cuando su estado de ánimo se lo permita, para dar a conocer los pormenores de la situación.

En la pedanía murciana donde residía la adolescente, las palabras más repetidas entre sus conocidos eran las de “consternación” y “sorpresa” por el trágico desenlace para la menor, a la que consideraban “totalmente normal”, informa Virginia Vadillo.

Entre las diligencias policiales figura una carta de despedida que, al parecer, escribió la menor hace unas semanas y que a finales de diciembre encontró una limpiadora del instituto Licenciado Francisco Cascales. La carta fue entregada al director del instituto y este, a su vez, se la trasladó a la familia. La niña será incinerada este jueves en el tanatorio Arco Iris de la capital murciana.

La Región de Murcia se encuentra a la cabeza en porcentaje de niños que sufren acoso escolar, según una encuesta de la ONG Save de Children, realizada entre 21.487 estudiantes de todos el país entre 12 y 16 años. Un 11% sufre acoso escolar ocasional y un 2,8% lo sufre con carácter frecuente. Las cifras de Murcia son muy superiores a las de la media de todo el país, que establece en un 8,1% los niños que sufren bullying ocasional y un 1,2% los que lo sufren de forma frecuente.

La policía investiga si el suicidio de una adolescente en Murcia está relacionado con acoso escolar

Más información