Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Echenique defiende que los cargos de Podemos se posicionen ante el congreso

El dirigente asegura, un día después del cese de López, que su partido es "enormemente plural"

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique. Ampliar foto
El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique. EFE

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha defendido este jueves que todos los cargos de la formación puedan posicionarse ante el congreso convocado para febrero. El dirigente aragonés, uno de los hombres de confianza de Pablo Iglesias, ha justificado así su defensa de las decisiones del líder y su equipo como la campaña de presión en las redes sociales contra el número dos de Podemos, Íñigo Errejón. Un día después de ejecutarse la destitución de José Manuel López en la Comunidad Madrid, Echenique aseguró que su partido es “enormemente plural”.

Los miembros de la dirección de Podemos confían en que la pugna entre los sectores liderados por Iglesias y por Errejón remitan en los próximos días para poder intentar, al menos, un acuerdo con vistas al cónclave, bautizado como Vistalegre 2. Pero la tensión generada en los últimos días por la destitución del portavoz en la Asamblea de Madrid, un cargo errejonista, las quejas del sector afín al secretario político y la dura ofensiva de los pablistas han contribuido a que el diálogo se dé en un clima ya polarizado.

Todos los principales dirigentes han tomado partido, incluido Pablo Echenique. Su posicionamiento ha sido criticado por los partidarios de Errejón, que lo consideran impropio del responsable de Organización. Antes de participar en Madrid en un encuentro con militantes de Podemos en el exterior, Echenique ha defendido el derecho de todos a alinearse. “En un congreso estatal”, ha afirmado, “cualquier militante de Podemos tiene derecho a posicionarse. Si no fuera así no se podría posicionar el secretario general, que es el secretario general de todos, no se podría posicionar el secretario político, que es el secretario político de todos, y no se podría posicionar básicamente nadie”. “El secretario de Organización”, en su opinión, “tiene la obligación de no posicionarse en procesos territoriales, pero creo que en una asamblea ciudadana estatal todo el mundo de Podemos tiene derecho a expresar sus puntos de vista y tomar la posición que considere la más adecuada”.

Echenique se acercó a Iglesias tras encuadrarse en los inicios de Podemos en el que entonces era el principal sector crítico con la dirección, junto a los anticapitalistas Teresa Rodríguez y Miguel Urbán. Tras la destitución de Sergio Pascual el pasado marzo, Iglesias le nombró como sustituto con la intención de abrir una etapa de reflexión sosegada en el partido. Algunas de las decisiones de los últimos meses, y los términos en los en noviembre que celebraron las primarias autonómicas en la Comunidad de Madrid acabaron por incendiar la discusión interna.

Ceses y pluralidad

Pablo Echenique admitió errores. Recalcó algunos de los mensajes de Iglesias, quien advirtió de los riesgos de airear en público las diferencias entre dirigentes. El día de Navidad, tras participar en la campaña de desgaste contra Errejón, mantuvo que se trataba de un “toque de atención”. Este jueves ha añadido: “Le mandé un abrazo porque me sentía incómodo ante lo que estábamos viendo en redes”. Y, a pesar de decisiones como el cese de José Manuel López, negó que esté en peligro la pluralidad interna.

“La pluralidad de Podemos está a la vista. Creo que somos una organización enormemente plural, hay pocas organizaciones o ninguna que sean tan plurales como Podemos. Errores hemos cometido muchos, como levar esos debates a los medios de comunicación”, ha dicho. “Nos equivocamos todos, no solamente Pablo, pero Pablo tiene esa cualidad que tienen los líderes de dar ejemplo. Por eso es el primero que pide disculpas”, ha agregado en referencia a la carta que el secretario general envió a la militancia.

Más información