Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Irún un yihadista que iba a enrolarse en el ISIS

La Guardia Civil le ha arrestado cuando se disponía a viajar a Siria

Un emascarado delante de una bandera del autoproclamado Estado islámico.
Un emascarado delante de una bandera del autoproclamado Estado islámico. Reuters

La Guardia Civil ha detenido en la localidad guipuzcoana de Irún, junto a la frontera con Francia, a un presunto yihadista que se disponía a viajar a Siria para enrolarse en las filas del Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés). El detenido, de nacionalidad marroquí, se había sometido a un proceso de "autoadoctrinamiento terrorista" y estaba "muy radicalizado", según ha informado la Guardia Civil.

La operación se ha llevado a cabo por agentes de la Jefatura de Información de la Guardia Civil, junto a las unidades de la Comandancia de la Guardia Civil de Navarra, y bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción Número 5 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Su detención se enmarca en la misma investigación, relativa a un grupo de personas que se estaban radicalizando, que ya llevó al arresto de otros dos presuntos yihadistas en Pamplona el 1 de diciembre de 2015 y en Calahorra (La Rioja) el pasado 26 de octubre.

En el marco de esta investigación, los especialistas del Servicio de Información de la Guardia Civil mantenían activos los dispositivos de vigilancia sobre otra persona y han podido determinar que realizaba una intensa actividad propagandista y de ensalzamiento de las actividades del grupo terrorista ISIS a través de Internet.

Esta actividad había ido incrementándose con el tiempo, incluso después de las dos primeras detenciones, hasta el punto de que el ahora detenido sufrió un cambio en su actitud e intensificó su discurso proyihadista, que transmitía tanto físicamente como a través de las redes sociales.

Gracias a esta vigilancia se pudo conocer que el detenido supuestamente intentó, en fechas recientes, enrolarse en las filas del ISIS, para lo que se habría desplazado a Turquía, de donde fue retornado gracias a las gestiones de colaboración policial internacional.

Precisamente, la Policía Nacional ha detenido esta madrugada en Aranjuez (Madrid) a un marroquí acusado de ser un peligroso yihadista, clave en el aparato de propaganda y captación del Estado Islámico.

Estas detenciones se suman a otras cuatro practicadas el pasado lunes por agentes de la Guardia Civil. Dos de ellos fueron arrestados en las localidades coruñesas de Arteixo y Tufions-Vimianzo, y las otras dos en Almería, todos ellos vinculados con una red de inmigración irregular que podría haber sido utilizada por organizaciones yihadistas. 

Más información