Caso de los ERE de Andalucía

El juez del caso ERE sentará en el banquillo a Chaves y Griñán por asociación ilícita

El magistrado acusa a los expresidentes andaluces también de prevaricación en la rama política de la macrocausa

José Antonio Griñán (izquierda) y Manuel Chaves, en una imagen de 2011.ATLAS (atlas)

El juez del caso ERE, Álvaro Martín, sentará en el banquillo de los acusados a los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán en el juicio que previsiblemente se celebrará en 2017. Ambos están acusados de prevaricación y asociación ilícita, aunque Griñán soporta la imputación del delito de malversación, tal y como habían solicitado las acusaciones.

El magistrado ha dictado auto de apertura de juicio oral en la rama política de la macrocausa contra los expresidentes y otros 24 ex altos cargos de la Junta de Andalucía, 18 de ellos inculpados por malversación. De este modo, las opciones de los expresidentes para evitar el juicio con sus recursos ante la Audiencia de Sevilla, se reducen de manera considerable.

Más información

Ahora el juez da 30 días a las defensas para que presenten sus escritos de descargo frente a las acusaciones formuladas por la Fiscalía Anticorrupción, Partido Popular y Manos Limpias. Está por ver si esta rama política será la primera en llegar a juicio, ya que incluye 26 procesados y existen otras piezas de la macrocausa con la mitad de procesados cuya vista se podría agilizar más fácilmente.

Junto a los expresidentes, en la pieza del denominado procedimiento específico, destacan el exvicepresidente Gaspar Zarrías y los exconsejeros Magdalena Álvarez –exministra y anterior vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones-, Antonio Fernández, Francisco Vallejo, Carmen Martínez Aguayo y José Antonio Viera. También hay dos exviceconsejeros, tres directores generales, dos secretarios generales técnicos de Empleo, un interventor general de la Junta y tres directores generales de la agencia pública IDEA

Griñán debe depositar una fianza civil de 4,2 millones por las posibles responsabilidades pecuniarias derivadas de una hipotética condena por malversación. En paralelo, Viera afronta una fianza de 6,2 millones, Martínez Aguayo de 4,2 millones y Vallejo de 3,7 millones. “Para la determinación de estas cuantías se ha atendido al criterio de los ejercicios durante los cuales se participó, presuntamente, por los acusados en la malversación”, apunta el juez en su auto.

En su escrito de acusación, Anticorrupción pedía seis años de prisión y 30 de inhabilitación para Griñán por un delito continuado de malversación y otro de prevaricación. Para Chaves solicita 10 años de inhabilitación por prevaricación. Además, reclama entre seis y ocho años de prisión para Viera, Fernández, Vallejo y Martínez Aguayo. El PP se ha sumado a las tesis de la fiscalía y señala como responsables a los expresidentes y sus exconsejeros. Por el contrario, el Gobierno andaluz pidió el archivo de esta pieza al entender que no hubo trama organizada de corrupción, que los procedimientos eran legales y que los fraudes se circunscriben a casos particulares que se investigan en otras diligencias

Tras conocerse la decisión del juez, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha asegurado que espera que sus antecesores en el cargo sean juzgados "cuanto antes, porque cuanto antes se celebre el juicio, antes quedará clara su honestidad". "Confío en que va a ser así", ha dicho Díaz tras reunirse con representantes del sector hortofrutícola de Almería, informa Efe.

El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, ha asegurado que es "muy grave" y "muy triste" ver a dos expresidentes de la Junta, que representan "20 años de gestión socialista" y que han tenido "mucho poder", sentados en el banquillo. "Ahora toca esperar a que se sepa toda la verdad, que la Justicia trabaje para que sepamos quiénes son responsables, que estos paguen y que devuelvan hasta el último céntimo de euro de las cuentas públicas autonómicas", ha asegurado Moreno. Por su parte, la portavoz adjunta de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Marta Bosquet, ha destacado que lo "importante" es que los expresidentes "ya no representan a Andalucía" gracias a las "exigencias" de su partido para la investidura de Díaz.  A mediados de junio de 2015, Griñán formalizó su renuncia a su escaño de senador del PSOE y dos semanas después Chaves renunció a su escaño como diputado.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50