Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso se desmarca de la oferta de Margallo sobre Gibraltar

La Comisión de Exteriores pide consenso e insta al Gobierno a no adoptar "acciones unilaterales"

José Manuel García-Margallo y Jorge Fernández Díaz en un acto en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Ampliar foto
José Manuel García-Margallo y Jorge Fernández Díaz en un acto en el Ministerio de Asuntos Exteriores. EFE

La Comisión de Exteriores del Congreso ha aprobado este miércoles, con los apoyos del PSOE, PP y Ciudadanos, una proposición no de ley en la que insta al Gobierno a “establecer un marco institucional consensuado para lograr una estrategia de Estado sobre Gibraltar” y a buscar dicho consenso en el marco del Parlamento. La proposición, presentada por el Grupo Socialista y retocada por el Popular, supone una descalificación implícita de la posición mantenida en los últimos meses por el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ya que pide al Gobierno que evite “acciones que, de manera unilateral, puedan condicionar en un futuro la posición negociadora de España” ante el Brexit y omite cualquier respaldo a la oferta de cosoberanía lanzada por el jefe de la diplomacia española.

En su defensa de la proposición no de ley, el diputado socialista Salvador de la Encina ha llegado a calificar de “acto unilateral muy grave” que Margallo presentara en la Comisión de Descolonización de la ONU una oferta “que cambia la posición tradicional de España respecto a la soberanía de Gibraltar” sin haberla explicado antes en las Cortes. De la Encina no ha querido pronunciarse sobre el fondo de la propuesta –doble nacionalidad para los llanitos, amplia autonomía para la colonia, régimen fiscal especial y competencias compartidas entre España y Reino Unido en política exterior y defensa--, alegando que no la conoce, y ha sugerido que sería contraporucente para la resolución del contencioso que el actual ministro sea confirmado este jueves por Rajoy.

Fuentes del Ministerio de Exteriores sostienen que Margallo avanzó a los portavoces de los grupos parlamentarios su propuesta sobre Gibraltar en la comida que les ofreció en vísperas de la cumbre europea del pasado 16 de septiembre en Bratislava (Eslovaquia), pero el PSOE replica que aquel no era el marco para abordar un asunto de este calado. Lo cierto es que, tras la votación en la Comisión de Exteriores, la oferta de cosoberanía queda en el aire, a la espera de que las fuerzas políticas consensúen la postura española ante la situación en que quedará Gibraltar una vez se consume la la salida del Reino Unido de la UE.

Por otra parte, la Comisión de Exteriores rechazó, tras empatar en tres ocasiones a 18 votos, una proposición no de ley pactada por ERC con el PSOE por la que se instaba al Gobierno a remitir al Congreso, en el plazo de nueve meses, un informe de evaluación sobre la participación “militar, comercial y en el ámbito de la cooperación” de España en la guerra de Irak de 2003. La oposición del PP, Ciudadanos y UPN y la ausencia del PNV permitieron frenar una iniciativa que se inspiraba en el británico informe Chilcot. También fue derrotada una propuesta de Unidos Podemos contraria al acuerdo comercial entre la UE y Canadá (más conocido por sus siglas en inglés, CETA) que se opinía a su entrada provisional en vigor hasta que sea ratificado por los parlamentos. Mejor suerte corrió una proposición de la antigua CiU sobre la crisis de los refugiados que, entre otros muchos puntos, compromete al Gobierno a informar semestralmente a las Cortes del cumplimiento de los acuerdos de la UE sobre reubicación y reasentamiento.

Más información