Rajoy anima a sus ministros a superar la situación política como la económica

El Gobierno deja en manos del Rey y la presidenta del Congreso la fecha de toma de posesión

Soraya Sáenz de Santamaría, este viernes, tras el Consejo de Ministros.
Soraya Sáenz de Santamaría, este viernes, tras el Consejo de Ministros.Carlos Rosillo

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno aún en funciones se saltó este viernes la norma obligada de guardar el secreto de las deliberaciones que se abordan en el Consejo de Ministros para transmitir un mensaje directo que les había comunicado el presidente, Mariano Rajoy, en su más que previsible última reunión en este mandato. Soraya Sáenz de Santamaría, que siempre alude a que esas discusiones internas son secretas, sí quiso revelar que Rajoy les había animado frente a los que auguran una complicada legislatura política por la falta de apoyos estables en el Parlamento. Citando palabras casi textuales de Rajoy, la vicepresidenta reprodujo: "Dicen que la nueva situación política va a ser muy difícil, pero también lo era cuando llegamos en 2011, por la situación económica, y hoy la hemos superado y estamos ahí".

Más información
Rajoy pierde la primera votación para la investidura, pero avanza en su camino a la presidencia
Rajoy sacrifica las reválidas de Wert y las aplaza sin fecha
La dirección de Podemos discute sobre los efectos colaterales de Rodea el Congreso

Santamaría subrayó así que Rajoy había querido con ese mensaje insuflarles ánimo "para encarar las dificultades". Y con esa idea se quedó. No quiso precisar si se habían producido durante el Consejo de Ministros más avisos o advertencias del presidente ni aclaró nada sobre la composición del nuevo Gabinete, que es una competencia que la Constitución atribuye en exclusiva al presidente. Algunas fuentes oficiales de La Moncloa muy cercanas a Rajoy aventuran que el presidente se quiere "tomar con calma" la elaboración de ese nuevo equipo ante precisamente la complejidad del momento político y las necesidades que deberá superar con el actual Congreso tan fracturado y enfrentado.

El Gobierno no tiene aún tampoco una previsión oficial de cuándo podría tomar posesión y jurar su cargo Rajoy como nuevo presidente, tras la más que probable investidura que se producirá este sábado por la tarde en la segunda sesión plenaria en el Congreso (a partir de las 18.30 y con votación no antes de las 19.45) y gracias a la abstención de los diputados del PSOE. En el Ejecutivo dicen que están pendientes del retorno a Madrid del rey Felipe VI, tras su participación en la Cumbre Iberoamericana de Cartagena de Indias en Colombia, que podría producirse a primera hora del próximo domingo. En ese caso la jura de Rajoy se oficializaría ya el domingo por la tarde.

Santamaría solo añadió en ese sentido que el Gobierno aguarda que el Rey y la presidenta del Congreso, Ana Pastor, se pongan de acuerdo sobre el mejor momento para organizar la toma de posesión de Rajoy tras cumplir los trámites de rigor: firma del real decreto del nombramiento del presidente, refrendo de la presidenta de las Cortes y publicación (ahora digital) en el Boletín Oficial del Estado.

La número dos del Ejecutivo en funciones sí quiso apelar, tras distintas preguntas, al sentido del "diálogo y la responsabilidad" de todos los responsables políticos presentes en la cámara para asentar una legislatura estable que pueda abordar los retos económicos y políticos urgentes del país. No quiso fijar prioridades pero sí señaló la premura para aprobar cuanto antes los objetivos de estabilidad y el techo de gasto de las Administraciones públicas del Estado como paso previo para encarar los nuevos presupuestos generales para 2017. Es una meta que apuntó Rajoy durante su reciente discurso de investidura.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Santamaría volvió a usar el argumento de lo diferente que es ahora la situación económica con respecto a 2011 y 2012, en los peores años de la crisis, para apuntar también que si la recuperación se asienta y mejoran las previsiones de recaudación con el nuevo pago fraccionado del Impuesto de Sociedades a lo mejor es posible no tener que aplicar entero el recorte de 5.500 millones de euros que exige la Unión Europea.

El equipo económico de Rajoy quiere esperar a comprobar cómo cierran el ejercicio todas las administraciones y cómo queda su previsión de cierre antes de concretar. Pero también en ese aspecto quiso ser Santamaría más bien optimista: "No es lo mismo cómo estamos ahora que cómo estábamos en 2012 en plena recesión, no tiene nada que ver, por ejemplo en la EPA (Encuesta de Población Activa) que este jueves fijó en 18,5 millones los puestos de trabajo frente a los 16 millones de los peores momentos de la crisis".

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS