Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué son las reválidas, por qué provocan rechazo y quién tiene derecho a ir a la huelga

Profesores y alumnos están convocados a las manifestaciones. Es la protesta número 23 desde 2012

Colegio La Latina, en Aluche (Madrid), durante la huelga contra la Lomce. Ampliar foto
Colegio La Latina, en Aluche (Madrid), durante la huelga contra la Lomce.

La imposición de las reválidas en Secundaria y Bachiller ha provocado la primera huelga de Educación en este curso. Familias y alumnos de toda España están convocados al paro este miércoles para pedir que se retiren. Profesores de cuatro comunidades autónomas (Madrid, Andalucía, Murcia y País Vasco). Pero, ¿qué son las reválidas y por qué provocan tanto rechazo?

¿Qué son las reválidas?

Los exámenes externos o reválidas son dos pruebas que la última reforma educativa, la LOMCE, contempla para el final de las dos etapas de secundaria. La tienen que hacer los estudiantes de 4º de la ESO (15 y 16 años) y de 2º de Bachillerato (17 y 18). Aunque en este primer curso son una prueba piloto, a partir de 2018, los alumnos tendrán que aprobarlas para obtener el título y poder seguir estudiando.

¿Por qué protestan los estudiantes contra ellas?

La huelga y las 40 manifestaciones que promueven este miércoles el Sindicato de Estudiantes y la Federación de asociación de estudiantes (FAEST) con la principal confederación de padres de la pública, la CEAPA, son para pedir su retirada. Critican que los alumnos se jueguen su futuro en una sola prueba —que supondrá el 40% de la nota final en ESO y el 30% en Bachillerato, aunque hará falta un mínimo de 5 para aprobar—. Consideran que es un modelo para “sacar del sistema” a los alumnos con más dificultades educativas y económicas.

¿Tienen los estudiantes derecho a la huelga?

De acuerdo con el artículo octavo del título preliminar de la Ley Orgánica del Derecho a la Educación (LODE), no serán sancionables "las decisiones colectivas que adopten los alumnos a partir del tercer curso de la educación secundaria obligatoria [ESO]". Es decir, no se contempla el derecho a hacer huelga para los alumnos de 1º y 2º de la ESO.

¿Por qué las defiende el Gobierno?

Son una prueba que impulsó principalmente el anterior ministro de Educación, José Ignacio Wert, y su equipo. El nuevo ministro, Íñigo Méndez de Vigo, ha retocado la fórmula que preveía 350 preguntas tipo test, como había barajado el ministerio anterior. Méndez ha acordado parte de las normas de la prueba de Bachillerato con los rectores, porque ese examen sustituye a la Selectividad. En todo caso, el Gobierno del PP defiende que las evaluaciones externas tendrán un efecto “muy positivo” sobre las familias al facilitar información sobre el progreso de sus hijos y garantizar su participación, según los documentos que enviaron al Consejo de Estado sobre las pruebas.

¿Qué han dicho las comunidades autónomas?

Todas las comunidades (incluidas las cinco que gobierna el PP) han pedido que se mantenga la Selectividad al menos este curso ante la incertidumbre de la reválida, ya que la orden que la regula aún no ha sido aprobada por el Gobierno, que se dio de margen hasta el 30 de noviembre. Hasta 13 comunidades (incluida Castilla y León, en la que gobierna el PP) rechazan estas evaluaciones por considerar que “pueden expulsar a alumnos con cuatro cursos aprobados”.

¿Y los profesores?

Según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), más del 80% de los docentes son contrarios a este modelo de evaluaciones externas. También se han manifestado en contra los directores de FEDADI, la federación de directores de instituto de enseñanza pública.

Más información