Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector de Iglesias se alía con los anticapitalistas para controlar Podemos Madrid

Las dos familias acuerdan una candidatura única en las primarias del partido frente a los errejonistas

El líder de Podemos, Pablo Iglesias.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El sector de Pablo Iglesias ha cerrado este viernes un acuerdo con la corriente de los anticapitalistas, la más izquierdista del partido, para presentar una candidatura conjunta a las primarias para liderar Podemos en la Comunidad de Madrid. La alianza, que ha ratificado esta tarde la asamblea de las bases anticapitalistas con más de 200 participantes, incluye también a otros actores, como el secretario general de Podemos Madrid ciudad, Jesús Montero, y busca arrinconar a la iniciativa de los afines a Íñigo Errejón, Adelante Podemos, encabezada por la portavoz del Ayuntamiento, Rita Maestre, y la diputada Tania Sánchez. El pacto entre pablistas y Anticapitalistas declara que su estrategia para el partido es la línea dura: un Podemos "firme", "que no tenga complejo de dar miedo a los privilegiados" y que "no busque la moderación", dice el texto acordado.

El acuerdo entre Podemos Escucha —la candidatura de los afines al líder de Podemos, cuyo referente es Ramón Espinar, portavoz en el Senado, que también ha validado el acuerdo por vía telemática— y Reinicia Podemos —la de Anticapitalistas, cuyas caras visibles son el eurodiputado Miguel Urbán y la diputada autonómica Isabel Serra— es, de momento, un pacto programático que después deberá traducirse en una lista conjunta para las primarias a la dirección, cuya votación se celebrará del 5 al 9 de noviembre.

La alianza, en la que se han implicado dirigentes de máxima confianza de Iglesias por un lado y Urbán y Serra por otro, deja claro que la batalla por el control del partido en Madrid es clave, por ser una de las plazas principales y porque supone el ensayo general del congreso estatal que el partido tiene previsto para principios de 2017, el llamado Vistalegre 2, en el que Iglesias pretende revalidar su liderazgo. Las tres principales opciones que compiten en el congreso autonómico, dos de las cuales se unen ahora, replican los sectores del partido en la cúpula. La pugna en el partido entre pablistas y errejonistas se refleja en que no hayan sido capaces de llegar a un acuerdo en el proceso madrileño. "Con Adelante [Adelante Podemos, la candidatura de los afines a Errejón] hay grandes diferencias que dibujan el debate principal que ahora se está dando en Podemos”, asegura Fran Casamayor, miembro de Podemos Escucha, de los pablistas.

El acuerdo entre pablistas y Anticapitalistas, cuya lista liderará presumiblemente Ramón Espinar y que reflejará un reparto de poder interno, recoge la estrategia para el partido que defiende el líder, Pablo Iglesias, frente a su número dos, Íñigo Errejón. "Un Podemos que politice el dolor, como en sus orígenes, que no tenga complejo de dar miedo a los privilegiados. Un Podemos que no se rinda ahora que el PSOE ha elegido al PP", describen los aliados madrileños. Un partido que no solo se centre en el trabajo en las instituciones y un Podemos "que se mantenga firme para defender a la gente y no busque la moderación", aseguran.

El pacto incluye también cambios organizativos en el partido, como que el consejo ciudadano autonómico, el órgano de dirección, solo podrá estar compuesto por un máximo de 13 cargos públicos de los 34 miembros que lo componen. "Se busca garantizar que una mayoría de miembros del consejo sea de los círculos y de las bases, y no de las instituciones", argumentan. El partido reforzará su estructura municipal de la mano de plataformas y otras organizaciones.

“Tenemos que estar orgullosos y orgullosas de lo que hemos conseguido en estas semanas y llegar a consensos, sumar ideas y aunar en torno a una candidatura mayoritaria que pueda hacer de Podemos Comunidad de Madrid un proyecto político con capacidad de disputarle a Cifuentes el Gobierno", ha señalado Isa Serra a EL PAÍS. "Lo importante es que demos pasos claros que se concreten en propuestas en la dirección que desde siempre hemos planteado: la democratización de Podemos, la descentralización y la implantación".

En su opinión, el objetivo es "darle importancia y reconocimiento a los círculos y áreas frente a un modelo que los dejaba sin capacidad de decisión y autonomizados a la vez que poner límites a los cargos orgánicos e institucionales para evitar la concentración de poder." "Al final", continúa Serra, "de lo que se trata es de que solo vamos a ser útiles para el cambio si hablamos de los problemas y necesidades de la gente, si continuamos siendo una herramienta vinculada a la sociedad, si conseguimos que vuelva a desbordarnos para que Podemos que sea útil para construir la alternativa". 

El papel de Anticapitalistas, cuyos dirigentes estuvieron enfrentados al sector oficialista tanto en el congreso fundacional de Podemos como en la anterior asamblea regional, resulta valioso para Podemos Escucha porque si concurriera sola esta iniciativa tendría muchas menos opciones de ganar y la posibilidad de que concurrieran tres candidaturas de peso rompería la baraja y arrojaría un resultado imprevisible. Ahora, en el congreso que renovará la dirección regional competirán básicamente dos opciones. Los impulsores de Adelante Podemos, que han desarrollado un intenso trabajo en el territorio y en los círculos, han presentado este viernes un acuerdo con otros dos equipos, Anima Podemos y Gente de Podemos, para descentralizar la organización.