Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El homenaje a etarras en un instituto de Hernani enoja a las víctimas

Covite denuncia al centro por "permitir" el acto celebrado en el patio durante el recreo

Jóvenes de un instituto de Hernani homenajean a 22 etarras.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) no acepta las explicaciones que ha dado el Departamento de Educación del Gobierno vasco e interpondrá una denuncia ante la Audiencia Nacional por un posible delito de enaltecimiento del terrorismo contra la dirección de un instituto de Hernani (Gipuzkoa) donde un grupo de medio centenar de estudiantes tributó un homenaje a 22 etarras el pasado 27 de septiembre. El homenaje, con pegada de carteles y baile del aurresku incluidos, se realizó durante el recreo en el patio del colegio con motivo del Gudari Eguna (Día del soldado vasco).

Covite está recopilando fotografías extraídas de la cuenta de Twitter de Ikasle Abertzaleak (el sindicato estudiantil de la izquierda abertzale) para incorporarlas a la denuncia junto a un vídeo en el que se observa a los jóvenes durante el homenaje. Mientras unos estudiantes portan carteles con la imagen de los etarras, el resto baila un aurresku, una danza vasca que se interpreta en señal de reverencia.

Entre los miembros de ETA homenajeados se encuentran terroristas como Juan Oyarbide Aranburu, presuntamente implicado en 12 asesinatos, según Covite, y José Manuel Aristimuño, alias Pana, vinculado con los asesinatos del jefe de los Miñones de Álava Jesús Velasco, el responsable de la Policía Municipal de Vitoria Eugenio Lázaro y del agente del Cesid Antonio Recio.

Carteles con fotos de etarras colocados en el instituto de Hernani.
Carteles con fotos de etarras colocados en el instituto de Hernani.

El colectivo de víctimas asegura que durante el acto se leyó un comunicado de apoyo a los reclusos de la banda terrorista y se colocaron fotos de los etarras en el interior del instituto Agustín Iturriaga. En su denuncia, Covite sostiene que, en virtud de una sentencia del Tribunal Constitucional, enaltecer es "mostrar como digno de honra a un terrorista". También recuerda que en junio de 2008, la Audiencia Nacional ordenó a la alcaldesa de Hernani, Marian Beitialarangoitia, que retirase el nombre de Pana de un parque público, así como del callejero de la villa guipuzcoana.

La consejería de Educación del Gobierno vasco, del que depende el centro, asegura que los responsables del instituto no dieron su permiso para la celebración del homenaje y que retiraron las pancartas y los carteles en cuanto tuvieron conocimiento de los hechos. La autoridad educativa considera "inaceptable" que en un colegio se celebre un acto de este tipo, cuya duración fue de "tres o cuatro minutos", y exime de cualquier responsabilidad a la dirección del centro, a la que ha pedido explicaciones de lo sucedido por si cabría tomar alguna medida disciplinaria.

La Delegación del Gobierno en el País Vasco, muy combativo contra la apología del terrorismo mientras Carlos Urquijo está al frente de esta institución, ha decidido en este caso no actuar por la vía judicial al considerar que "no cabe hacerlo" por tratarse de un homenaje celebrado en el "ámbito privado".

Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite y hermana del edil del PP asesinado por ETA Gregorio Ordóñez, en declaraciones a Efe, discrepa de la versión ofrecida por el Gobierno vasco y asegura que el homenaje duró más de tres o cuatro minutos, puesto que se colocaron pancartas, las fotos de los 22 etarras, se leyó un comunicado y se bailó un aurresku en el patio.

Ordóñez considera que el instituto "permitió" que el homenaje se celebrara en sus instalaciones y lamenta que la dirección del centro no haya expedientado hasta este momento a ninguno de los alumnos que `participaron en el polémico tributo.

Más información