Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘niño pintor’ de Málaga, declarado fallecido el 6 de abril de 1997

Un juzgado fija la muerte del pequeño desaparecido hace 29 años a petición de la familia

La madre del desaparecido, Antonia Guevara, el pasado miércoles en Málaga.
La madre del desaparecido, Antonia Guevara, el pasado miércoles en Málaga.

David Guerrero Guevara, el niño pintor de Málaga desaparecido hace más de 29 años sin dejar rastro, ya está oficialmente muerto. El Juzgado de Primera Instancia 8 de la capital malagueña ha declarado su fallecimiento a raíz de la demanda presentada por su madre, Antonia Guevara, quien justificó la petición en la necesidad de desbloquear la herencia de su marido, que murió en octubre de 2015. La fecha oficial de la defunción es el 6 de abril de 1997, 10 años después de que se le perdiera la pista al crío, de 14 años, y plazo legal que fija el Código Civil para decretar la muerte de una persona desaparecida.

Antonia Guevara acudió el pasado 28 de septiembre a la comparecencia celebrada en el juzgado, último y necesario paso para poder emitir una resolución sobre el caso. El trámite ha sido rápido y no ha tardado más de tres días hábiles. “Para mí, mi hijo sigue vivo, esté donde esté, y algún día espero tener noticias suyas”, subrayó la madre, quien no pierde la esperanza de que su hijo, el mediano de los tres que ha tenido, sea localizado algún día con vida.

David Guerrero, al seguir oficialmente vivo, constaba como heredero tras la muerte de su padre y eso tenía bloqueado el reparto de bienes. “Ha habido que dar este paso porque nos lo exige la justicia”, recordaba la madre, pero mantenía firmes sus convicciones: “ya es un hombre, esperemos que algún día vuelva”.

Desde la fecha de la desaparición del niño pintor, no consta noticia alguna “de su paradero que pueda considerarse fiable”, precisa el decreto del juzgado. En el expediente obra un oficio de la policía que explica que “no hay avances en la investigación ni existen nuevos indicios” sobre el lugar en el que podría encontrarse David, aunque se mantiene su alta en los archivos policiales de personas desaparecidas.

El caso del niño pintor ha sido siempre un enigma para los investigadores. La tarde del 6 de abril de 1987 salió sobre las 18.00 de su casa, en el barrio malagueño de Huelin, para dirigirse a la galería del centro de la capital que había seleccionado uno de sus cuadros como parte de una exposición colectiva sobre Semana Santa, un Cristo del que el menor se sentía muy orgulloso. Llevaba una bolsa vaquera con sus materiales de pintura, un bonobús y su carné escolar. David nunca llegó a la galería y no se ha vuelto a saber nada de él.

En estas tres décadas se han manejado pistas que han llevado hasta Portugal y Suiza, pero nunca se han cosechado resultados. Pese a la declaración oficial de su muerte, la desaparición del niño pintor no se cierra policialmente, tal y como le comunicó un mando policial a su madre y como consta en el decreto judicial.

David Guerrero cumpliría 43 años el próximo 19 de octubre. Ahora ya se le considera oficialmente fallecido y el juzgado ha ordenado que se remita un exhorto al Registro Civil de Málaga para que se inscriba como fecha de su defunción el 6 de abril de 1997. Aunque su madre nunca pierda la esperanza de que su hijo dé algún día señales de vida.

Más información