Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil obtiene los mensajes de WhatsApp que Diana Quer recibió pero no leyó

Los investigadores niegan que esté activado el aparato de la joven desaparecida el 22 de agosto

La madre de Diana María Quer López-Pinel muestra en el móvil una foto de su hija. ÓSCAR CORRAL ATLAS

La Guardia Civil ha logrado acceder a los mensajes de WhatsApp que Diana Quer recibió en su teléfono pero no llegó a leer en los momentos que rodean su desaparición el pasado 22 de agosto. Este es el motivo por el que ahora el aparato de la joven desaparecida en A Pobra do Caramiñal (A Coruña) aparenta estar en línea, ya que quien le hubiese enviado a la joven de 19 años un mensaje desde entonces hasta hoy puede comprobar que el doble check azul de WhatsApp que indica que ha sido leído aparece activado en pantalla. Tanto fuentes del instituto armado como expertos en telefonía e interceptación han subrayado que el teléfono no ha sido activado de manera remota. “Eso es imposible”, explican.

Fuentes conocedoras de la investigación han explicado que el fin de semana del 17 al 18 de septiembre la Guardia Civil logró leer los mensajes enviados pero no leídos del teléfono de Diana Quer. Estos mensajes permanecen en la nube y son accesibles, según estas fuentes. De esta manera, han podido saber quién quiso contactar con ella hasta que el teléfono se apagó, fue apagado o se quedó sin cobertura.

Los investigadores, además, han podido acceder con orden judicial a las llamadas entrantes y salientes de Diana Quer y a sus SMS, y han podido saber los lugares en que estuvo situado antes y después de la hora calculada de la desaparición, hasta que el aparato dejó de emitir. "El teléfono no está activado.Ojalá se pudiera hacer eso de manera remota", insisten las fuentes.

La Guardia Civil, además, ha aclarado que el punto donde varios medios han sugerido que se podría encontrar el móvil de Diana Quer no es más que el último punto en el que se localizó la señal del teléfono. Es junto al puente de Rianxo, en A Coruña, donde los dos postes repetidores de la zona triangulan la última ubicación conocida del aparato. “Pero eso no quiere decir que esté allí, sino que es el último lugar de contacto antes de que dejase de emitir”, explican estas fuentes. Además, recuerdan que unas horas antes había avisado a su madre de que se iba a quedar sin batería. “Por tanto, es ahí donde se apagó o se quedó sin batería”.

Ya lo explicó la semana pasada el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien afirmó que la Guardia Civil había accedido a información del teléfono móvil de Diana Quer. "Eso no quiere decir que Diana Quer haya activado su móvil sino que es la Guardia Civil la que ha accedido a la información".

La investigación se encuentra en estos momentos en un punto muerto, después de que los investigadores hayan realizado más de 200 entrevistas y tomado un centenar de declaraciones, cotejado la información de 15.000 matrículas de vehículos y analizado numerosos móviles y repetidores para escudriñar la señal y el tráfico de los terminales, incluyendo los de los padres, Diana López-Pinel y Juan Carlos Quer.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información