Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias advierte de que las disputas pueden afectar a los órganos y a las listas

El líder de Podemos emplaza al PSOE a pactar para "hacer frente” a la UE y rechaza "cheques en blanco"

Pablo Iglesias, en el cierre de la universidad de Podemos. ULY MARTÍN Atlas

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha cerrado este domingo el ciclo de debates y talleres de la universidad del partido con algunas advertencias internas y marcando las líneas maestras que, según su análisis, debe seguir la organización en esta etapa de disputas ideológicas y de poder. El discurso de Iglesias, que impugna varias de las tesis de su número dos, Íñigo Errejón, ha vinculado la discusión política a la pugna orgánica y ha asegurado que perderían credibilidad si se moderan.

“Las corrientes pueden ser invitaciones legítimas al debate, pero no pueden ser partidos dentro del partido que se constituyan como aparatos que puedan ocupar conquistar el conjunto de los aparatos”, ha afirmado. “Eso inhabilitaría nuestro instrumento político. Es demasiado amplio plural lo que hemos creado para que pueda ser un espacio de combate entre corrientes que se constituyan como partidos dentro del partido”, ha insistido.

Iglesias ha admitido que lo que está ocurriendo en Podemos no se limita al análisis teórico entre politólogos o filósofos. “Por desgracia, no es un debate de universidad, de intelectuales, es un debate de la tercera fuerza política de un país y puede condicionar en última instancia quiénes ocupan los órganos y quiénes van en listas”, ha enfatizado. Y en calidad de secretario general, ha agregado, él tiene la obligación de evitarlo.

"La próxima dirección política de Podemos no puede ser ni errejonista, ni echeniquista ni garzonista ni anticapitalista. Si existe el pablismo desaparece Podemos", ha enfatizado el líder de la formación, quien, tras alimentarlo la semana pasada, ha refutado el debate sobre el miedo. “Si nos obsesionamos con no dar miedo, me temo que no conseguimos a los que faltan y se nos van unos cuantos de los que están. El debate sobre si debemos dar miedo o no es un debate viejo, de hace 40 años, es un debate del PCE y del PSOE”, ha opinado.

El viernes fue el mismo Errejón quien se desmarcó del PCE y del PSOE. Hoy Iglesias, que siempre ha reivindicado la socialdemocracia, también ha rechazado las categorías de esos dos partidos. Con todo, no ha renunciado a apelar a los socialistas para gobernar juntos y en ningún caso darles "un cheque en blanco". "Hay quien dice vamos a darle la investidura al PSOE a cambio de nada. Que se estrellen ellos solos. El problema es que igual se estrella el país", ha considerado en referencia al sector errejonista.

Iglesias ha puesto condiciones que se aventuran inasumibles para al PSOE en ese hipotético pacto. La primera, "decirle a Europa que queremos una Europa social, que no estamos de acuerdo con las políticas de la Troika, que hacen falta políticas expansivas, y que hay que acabar con los consejos de administración. Eso implica decirle a Europa que estamos dispuestos a hacerles frente”, ha proseguido. Al mismo tiempo, el líder de Podemos ha reclamado al PSOE que esté dispuesto a reconocer la "plurinacionalidad de España". "¿Está dispuesto a reconocer la soberanía de las naciones de las que nosotros formamos parte?", se ha preguntado. El PSOE ha aprobado en sus órganos internos no emprender negociaciones de Gobierno con partidos que defiendan referéndum de independencia.

El secretario general ha reivindicado sus tesis y las de su equipo, las de mantener el tono duro y el discurso desobediente. “Lo que funciona en Europa son los discursos beligerantes y destituyentes, Suenan hard, duros. El espacio en el que se abre la grieta tiene que ver con los años treinta. La hipótesis original funciona, la de que somos outsiders”, ha concluido.