Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo subraya su perfil de centro con Cifuentes para distanciarse del PP de Rajoy

La dirigente territorial con más proyección se ha reunido este martes con otros dirigentes en A Coruña y Lugo

Muchos ministros del Gobierno de Rajoy no han pisado Galicia en esta campaña ni la tocarán, pero Cristina Cifuentes, la dirigente territorial con más poder y proyección, ha pasado este martes en A Coruña y Lugo. Ha paseado su perfil moderado y centrista, ha comprado en Zara, ha comido con dirigentes, ha tomado café con 300 mujeres y ha mitineado con el propio Feijóo. Los dos tenores del PP se aprecian, promocionan y tienen la misma sintonía. Feijóo se aleja lo que puede de la marca Rajoy para pescar votos entre los desencantados de Ciudadanos y del PSOE.

 Alberto Núñez Feijóo durante un mitinen Lugo. Ampliar foto
Alberto Núñez Feijóo durante un mitinen Lugo. EFE

“¿Que si parece que vivimos aquí en la república independiente de Galicia dentro del PP?, pues sí, pero es que Feijóo tiene su propia marca y pesca votos no solo en el PP sino también entre muchos que antes se decantaron por Ciudadanos y por el PSOE”, sostiene uno de los máximos responsables del partido gallego y de la máxima confianza del candidato. Y además confiesa desde el anonimato otra diferencia con el PP nacional y Rajoy: “Feijóo no está manchado por la corrupción”.

La campaña del candidato sigue sus parámetros y subraya ese perfil “independiente y centrista” que el aspirante cree haberse labrado en estos años de gestión, desde que llegó a la Xunta en 2009 ya con un estilo similar al actual aunque menos marcado. Ahora se ha exagerado al máximo. En un mismo día pueden coincidir en Galicia haciendo campaña Rajoy, Dolores de Cospedal y Feijóo y no encontrarse.

“Se les preparan actos específicos, porque no despreciamos a nadie y cada uno tiene su público, pero aquí la marca que aporta es Feijóo y no sería lógico no explotarla”, admiten en su equipo. Feijóo cerrará la campaña en Vigo el viernes con Rajoy, que este miércoles y jueves estará de ruta por su cuenta por pequeños pueblos de Lugo y Ourense. Si llega por ejemplo Pablo Casado, el joven portavoz nacional del PP, se le pintan actividades propias para la zona urbana de las grandes ciudades.

Solo hay una gran excepción entre los dirigentes no gallegos del PP que Feijóo cuida con esmero. Es Cristina Cifuentes, la presidenta madrileña, que también ha sido reclamada en la campaña vasca. Este martes ha pasado todo el día en Galicia para lanzar piropos a la capacidad de gestión de Feijóo, a su trayectoria de “hombre de centro” y para demostrar con su ejemplo que en el PP también hay otra forma de gobernar, que calificó como “más normal, centrada y próxima a la gente”. No se ha entendido con quién la comparaba, pero se entendió todo.

Sintonía

Cifuentes ha repartido folletos por el extrarradio de A Coruña, por dos mercados locales, ha reservado unos minutos para apañar algunas compras, ha almorzado y animado en Narón a los alcaldes y portavoces de la zona que capean a diario con los primeros experimentos de las Mareas y Podemos en el Gobierno y ha lanzado a 300 gallegas algunas ideas entre bizcochos para fijar su estilo diferenciado. La presidenta de Madrid ha presumido de programas puestos en marcha en su autonomía para empleo, pensiones, desahucios y violencia machista y se ha presentado como una política menos preocupada por la ideología que por las obras.

Cifuentes sintoniza con Feijóo y, aunque rechaza formar un movimiento común interno en el PP, sí acepta que forman parte de una misma generación. Este martes le ha hecho de telonera y le ha comprado todas sus ideas, pero sobre todo una: “Nada está aún hecho, no conviene confiarse, hay aún cinco días para sumar todos los votos necesarios”. El PP gallego está más preocupado que lo que aparenta ante la posibilidad de que Ciudadanos supere la cota del 5% del voto en A Coruña y Pontevedra y logre diputados, que se restarían a los que necesita Feijóo para mantener la mayoría absoluta. En su equipo se niegan a disparar aún los cohetes.

Más información