Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE solo se planteará en octubre si revisa su posición

Dirigentes regionales socialistas no cuestionan el no a Rajoy, pero piden un comité federal posterior que estudie las nuevas circunstancias

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, el pasado viernes en Ibiza.

El PSOE solo se planteará revisar su posición de rechazo a la investidura de Mariano Rajoy después de las elecciones autonómicas de Galicia y el País Vasco, pero siempre una vez que rechace con sus votos la próxima semana la elección del líder del PP. Hasta entonces no está previsto que haya un comité federal, máximo órgano entre congresos, que reflexione sobre esa posición. Esa convocatoria la defienden diferentes líderes regionales, tal y como aseguró ayer a este periódico el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page.

Dirigentes regionales del PSOE quieren que Pedro Sánchez convoque un comité federal para debatir la posición del partido, tras la investidura fallida de Mariano Rajoy. Esa convocatoria se produciría en todo caso después de que se mantenga el no en las dos votaciones de la próxima semana, sin opciones a un cambio hacia la abstención que facilite un Gobierno del PP.

Incluso, el líder de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, aseguró ayer a EL PAÍS que en ese comité “debería haber una propuesta de la dirección y del secretario general del partido”. Sería después de las elecciones gallegas y, sobre todo vascas, que, según los socialistas, podría cambiar el escenario político, por ejemplo, respecto a la posición del PNV. No será necesariamente una rectificación, pero sí una reflexión.

El PSOE intenta en estos momentos compatibilizar tres noes: el de la investidura de Rajoy, el de las terceras elecciones y el de un Gobierno alternativo con Pedro Sánchez como candidato a presidente. Para salir de ese laberinto, diferentes líderes regionales como el aragonés Javier Lambán, el valenciano Ximo Puig y la balear Francina Armengol han apuntado la pasada semana diferentes vías para el futuro.

Armengol: “No podemos ser más claros”

Los dirigentes socialistas han reforzado en los últimos días su posición de rechazo a la investidura de Mariano Rajoy con multitud de tuits, con hastags (etiquetas) como #noesno.

Lo hizo el propio Pedro Sánchez el sábado y otros como la presidenta de Baleares y secretaria general del partido en las islas, Francina Armengol. “No podemos ser más claros: No al PP. No traicionaremos a las 5.424.709 personas que confiaron en el @PSOE. #NO”, aseguraba el tuit de Armengol.

Hoy se reunirá la ejecutiva federal, después de que la permanente y la dirección del Grupo Socialista reforzaran el miércoles la posición que lidera Sánchez.

“Deberá haber un comité federal que tendrá que analizar si se ratifica en su resolución o si pone actualidad al texto aprobado en diciembre y ratificado en julio”, asegura García Page, en coincidencia con otros líderes regionales.

En todo caso, ninguno mantiene de forma pública que se rectifique antes de la investidura que se inicia el día 30 y se permita la elección de Rajoy. Ayer mismo, la candidata a lehendakari por el PSE-EE y secretaria general de la formación, Idoia Media, aseguró que no ve "ningún motivo" para un cambio en la "clara" postura adoptada por el PSOE para la investidura de Rajoy.

En todo caso, el líder de Castilla-La Mancha pone así voz a quienes muestran en el PSOE inquietud por la ausencia de alternativa al rechazo a Rajoy.

Nuevos acontecimientos

La resolución en vigor fue aprobada el 28 de diciembre y ratificada en julio, antes de que se apuntara el acuerdo que negocian PP y Ciudadanos que eleva de 137 a 169 (170 si suma a Coalición Canaria) el número de escaños con los que Rajoy llegará al Congreso el día 30. La resolución impide permitir que gobierne el PP con abstención o voto favorable de los diputados socialistas y a ella se aferra Sánchez para resistir las presiones para que cambie de posición.

La dirección del PSOE no contempla la opción de un comité federal antes de ese día para rectificar, pero no descarta la posibilidad de que se celebre uno en septiembre. De hecho, la posición del líder socialista se basa en gran parte en la posibilidad de que las elecciones gallegas y, sobre todo las vascas, del 25 de septiembre cambien el escenario político.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información