Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey da a Rajoy una semana para lograr un pacto de investidura

Felipe VI comunica este jueves al Congreso el calendario de audiencias, que se celebran la próxima semana

El Rey recibe a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor Ampliar foto
El Rey recibe a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor EFE

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, entregó ayer al Rey la lista de representantes de los partidos que participarán en la ronda de contactos previa a la investidura. Felipe VI comunicará hoy al Congreso el calendario de las audiencias con los partidos, que terminará previsiblemente la próxima semana. Se pone así en marcha el mecanismo del proceso con una semana de plazo para que Mariano Rajoy consiga los apoyos para intentar la investidura como presidente.

Seis meses y seis días después de que el socialista Patxi López visitara al Rey tras ser elegido presidente del Congreso en la que resultaría una legislatura fallida, Felipe VI recibió ayer en La Zarzuela a la nueva titular de la Cámara, Ana Pastor (PP), para volver a poner en marcha, una vez más, el proceso de investidura.

Pastor entró en la Sala de Audiencias poco antes de las 11.00 y tras los saludos y las fotografías ambos mantuvieron una reunión en el despacho del jefe del Estado que duró unos 40 minutos. Durante la entrevista, la presidenta entregó al Rey la lista de los representantes designados por las fuerzas políticas que obtuvieron representación parlamentaria en las elecciones del pasado 26 de junio y están interesados en participar en la ronda de consultas.

Se trata, como en las tres rondas de la improductiva XI legislatura, de 14 partidos; es decir, todos (incluso los que acudieron a los comicios en coalición o como confluencia), excepto Bildu y Esquerra Republicana de Catalunya, que como entonces han declinado su participación en los encuentros.

Tras la audiencia, Pastor explicó en el Congreso de los Diputados que el Rey le comunicó que hoy le enviará la convocatoria de los encuentros para que el Parlamento, a su vez, notifique las fechas y las horas a los representantes de los partidos. El Rey, según refirió, le transmitió su “felicitación más sincera” para los nuevos miembros de la Mesa del Congreso. La titular de la Cámara expuso que durante el encuentro, que calificó de “muy cordial”, Felipe VI se mostró “muy satisfecho de que la legislatura eche a andar”.

Artículo 99 de la Constitución

El artículo 99 de la Constitución establece que tras cada renovación del Congreso, “el Rey, previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria, y a través del presidente del Congreso, propondrá un candidato a la presidencia del Gobierno”. Este, “expondrá ante el Congreso” su programa “y solicitará la confianza de la Cámara”.

Si obtiene el apoyo del Congreso por el voto de la mayoría absoluta, el Rey lo nombrará presidente. En caso contrario, le queda la opción de obtener la mayoría simple con una nueva votación 48 horas después. Si no logra la confianza, “se tramitarán sucesivas propuestas en la forma prevista en los apartados anteriores”.

Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato obtiene la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones.

A partir de los contactos que se producirán en los próximos días, el jefe del Estado obtendrá información de primera mano sobre las distintas posiciones de las formaciones y su disponibilidad para apoyar al partido más votado; en este caso, el PP. A diferencia de la anterior legislatura, en la que muchos de los representantes y formaciones llegaban por primera vez al Congreso de los Diputados, la experiencia acumulada por el Rey en las tres rondas celebradas entre enero, febrero, abril y mayo, simplifica la duración de las audiencias. Felipe VI conoce a todos los líderes que recibirá en los próximos días en La Zarzuela, así como sus programas, sus urgencias políticas y sus posiciones frente al partido más votado.

El inicio de estas entrevistas, sobre cuyo inicio Pastor no quiso “especular”, es una competencia exclusiva del jefe del Estado, aunque no ocultó que su voluntad es que haya un nuevo Gobierno “lo antes posible”. En el artículo 99 de la Constitución, que es el que regula las funciones del Rey para facilitar el proceso de investidura tras la renovación de las Cortes Generales, no hay ninguna referencia sobre cuándo tiene que llevar a cabo estas audiencias. El momento, por tanto, es una decisión suya, aunque puede estar influida por el grado de maduración de los posibles acuerdos que trata de llevar a cabo el candidato con más posibilidades. Con todo, uno de los escenarios más posibles sería entre el martes y el viernes próximos.

El mismo artículo tampoco especifica si el jefe del Estado tiene que entrevistarse con diputados ni portavoces de grupos parlamentarios. Alude solo a “los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria”, por lo que las formaciones pueden proponer a quien consideren, como ha ocurrido en las anteriores rondas en las que han participado representantes orgánicos.

Los nombres de la lista

La lista que ayer facilitó Pastor al Rey, incluye a Mariano Rajoy (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Unidos Podemos), Albert Rivera (Ciudadanos), Xavier Doménech (En Comú Podem), Joan Baldoví (Compromís-Podemos-EUPV), Francesc Homs (Convergència Democràtica de Catalunya), Alexandra Fernández (En Marea), Aitor Esteban (PNV), Alberto Garzón (Izquierda Unida), Javier Esparza (Unión del Pueblo Navarro), Ana Oramas (Coalición Canaria), Isidro Martínez Oblanca (Foro Asturias) y Pedro Quevedo (Nueva Canaria).

Aunque la Constitución tampoco determina el orden en el que El Rey debe establecer los encuentros con los partidos, en las anteriores rondas se aplicó un criterio inverso, de menor representación parlamentaria a mayor. Es decir, empezó Nueva Canarias y cerró el PP.

Más información