Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cañete se explica ante la Eurocámara por Acuamed y los papeles de Panamá

El comisario se siente legitimado para seguir en el cargo tras comparecer a puerta cerrada

El comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete.
El comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete. EFE

El comisario de Energía, Miguel Arias Cañete, ha dado este martes las primeras explicaciones políticas por su presunta vinculación en escándalos como el de de Acuamed y el de los papeles de Panamá. El representante español en la Comisión Europea ha respondido -a puerta cerrada- a las preguntas que le han formulado los eurodiputados de la Comisión de Asuntos Jurídicos. Algunos de los intervinientes han cuestionado que el comisario pueda seguir desempeñando su labor (y concretamente en la cartera de Cambio Climático y Energía) tras la aparición de estos casos en su entorno. "Me siento absolutamente legitimado para desempeñar el cargo", ha subrayado el comisario ante la prensa, tras comparecer en la Eurocámara.

Tras muchos meses alejado del foco público pese a la aparición de informaciones que lo ligaban a asuntos investigados por la justicia, Arias Cañete ha respondido este martes a las preguntas del Parlamento y de los periodistas. "Tengo la conciencia absolutamente tranquila de que siempre he obrado según el código de conducta [de las instituciones europeas] y de que estoy aplicando las políticas que la UE necesita", ha argumentado.

El comisario ha abordado, durante casi hora y media, las 24 preguntas que le han trasladado los eurodiputados durante la sesión. Respecto al caso de los papeles de Panamá, uno de los que ha recibido más atención, su defensa se ha centrado en asegurar que la compañía que su esposa tenía creada en ese paraíso fiscal "estaba totalmente inactiva" en 2010, cuatro años antes de ser comisario. Además, ha alegado, ambos tienen separación de bienes. Por tanto, no existe responsabilidad legal.

Los eurodiputados de otros grupos diferentes al Partido Popular Europeo le han reprochado que se atenga al detalle jurídico de cada caso en lugar de asumir una responsabilidad política por la gravedad de estos casos. "El comisario ha entendido que venía a un jucio, pero lo que se le piden aquí no son responsabilidades penales, sino políticas", ha señalado Iratxe García, jefa de la delegación socialista en el Parlamento Europeo.

Cinco grupos parlamentarios (socialistas, izquierda unitaria, liberales, verdes y el grupo que lideran los británicos del UKIP) han decidido presentar conclusiones conjuntas, en las que seguramente pedirán que Cañete comparezca de nuevo. Esta vez será en la comisión específica que ha creado el Parlamento Europeo sobre los papeles de Panamá. Lo que no está claro que concite mayoría suficiente es la petición de dimisión. Izquierda Unitaria (que integra a IU y a Podemos) y Los Verdes sí la reclaman, pero entre los socialdemócratas europeos no está claro, a pesar de que el PSOE sí la defiende. La comparecencia de Cañete en un formato relativamente cómodo, a puerta cerrada se pactó entre socialistas y populares y le dio el visto bueno el presidente de la Eurocámara, el socialdemócrata Martin Schulz.

Más allá de los papeles de Panamá, los diputados han preguntado por el caso Acuamed, la empresa pública dependiente del Ministerio de Agricultura investigada en España por una trama corrupta. Aunque el ex ministro del ramo no está acusado de nada, la reunión que mantuvo en 2014 con dos directivos de la constructura FCC que pedían una compensación con dinero público por el fiasco de una obra genera dudas. "La mera duda que genera que su nombre aparezca en un expediente instructor es motivo suficiente para presentar su dimisión por vulnerar el código ético europeo", ha señalado la eurodiputada de IU Paloma López.

El caso de la mina de uranio planificada en un área protegida de Salamanca completa la lista de asuntos concretos que se han planteado. La Comisión Europea emitió un parecer positivo (no vinculante) para la realización de ese proyecto, que ahora estudia la Audiencia Nacional. Ese informe iba firmado por Arias Cañete, aunque en él participaron otros departamentos. Y fue Manuel Lamela, exalto cargo de Cañete cuando era ministro de Agricultura, quien ha asesorado a Berkeley, la empresa responsable de la mina, ante el Ejecutivo comunitario. "No he mantenido ningún encuentro con Lamela", ha defendido el comisario.

Aunque el caso interesa sobre todo a los eurodiputados españoles, otros miembros de la Comisión Jurídica han expresado malestar por la situación de Cañete. "Creo que el comisario debería dimitir inmediatamente, no por que se haya demostrado que existe nada ilícito o criminal, sino para defender la credibilidad de las instituciones europeas", asegura el diputado liberal portugués António Marinho.

Más información