Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ciudadano marroquí se entrega en Melilla tras estrangular a su pareja

El hijo de ambos, de aproximadamente un año, ha sido acogido por los servicios sociales de la Ciudad Autónoma

Sobre las siete de la mañana de este domingo un joven que iba haciendo deporte se encontró el cuerpo de una chica en los aparcamientos de las casetas de una playa de Melilla. Tras su llamada en el lugar se personaron la Guardia Civil y los servicios sanitarios, pero la chica ya estaba cadáver. Se trata de una joven de 22 años de edad, de origen ecuatoriano y nacionalidad española con residencia en Oviedo. Portaba una maleta y un billete de vuelta a la península para este mismo domingo, según fuentes del Instituto Armado.

Al parecer, la joven había llegado a Melilla hace varios días. Aparentemente no presentaba señales de violencia, por lo que la Policía judicial continuo con las investigaciones para determinar las causas posibles de su muerte y las circunstancias, a esperas también de la autopsia.

Horas más tarde se presentó en la Jefatura de la Policía Nacional, un joven marroquí de 34 años de edad con un niño en brazos, de aproximadamente 1 año. El individuo confesó que había estrangulado a su pareja, durante una fuerte discusión.

Detenido y puesto a disposición judicial

La Guardia Civil está instruyendo las primeras diligencias. Según sus investigaciones, el presunto asesino y la víctima habían sido pareja; de hecho, el niño es hijo de ambos, por lo que el caso se clasifica como un delito de violencia de género.

Existen además denuncias anteriores y una orden de alejamiento en vigor contra el presunto homicida respecto de la víctima. Hasta el momento se desconocen, sin embargo, las razones por las que mantuvieron ese último encuentro. El niño, de momento, ha sido acogido por los servicios sociales de la ciudad.