Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado el primero de 21 municipios demandados por la ley de memoria

Un juzgado obliga al Ayuntamiento de Olmedo a retirar los símbolos franquistas. El abogado que ha ganado el caso ha presentado otras 20 demandas similares

Monumento franquista en Tortossa.
Monumento franquista en Tortossa.

El Ayuntamiento de Olmedo (Valladolid) acaba de ser condenado por el juzgado contencioso -administrativo número 2 de Valladolid por incumplir la ley de memoria histórica y no retirar los símbolos franquistas. El abogado Eduardo Ranz presentó demandas similares en 21 municipios y esta es la primera condena. Previamente había llevado medio centenar de casos por la vía penal, pero todos fueron desestimados, salvo el del Rita Barberá, denunciada por desobediencia, que sigue vivo por una cuestión de forma: ahora es aforada y responde ante el Tribunal Supremo. 

La sentencia obliga al Ayuntamiento a "tomar las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas u otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura". Es decir, exige al Consistorio que elabore "un catálogo de vestigios" y proceda a su "retirada inmediata".

Presentada la demanda, el Ayuntamiento decidió "allanarse" en el procedimiento para no pagar las costas por lo que tampoco ahora puede recurrir la sentencia. El abogado confía en que el resto de demandas presentadas por rebelión contra la ley de memoria histórica, aprobada en 2007, sigan el mismo camino. "Es muy importante porque establece la responsabilidad por incumplimiento de una ley desde hace nueve años. Y es también una cuestión de dignidad porque un país que lleva 40 años de democracia no puede tener aún calles dedicadas a los máximos exponentes de la dictadura", asegura, 

Ranz ha presentado idénticas reclamaciones por la vía contencioso- administrativa contra los ayuntamientos de Llanos del Caudillo (Ciudad Real), Alberche del Caudillo (Toledo), Alcocero de Mola (Burgos), Almería, Andújar (Jaén), Burgos, Gavilanes, Guadiana del Caudillo, León, Llanes, Logroño, Madrid, Melilla, Quintanilla de Onésimo (Valladolid), San Leonardo de Yagüe (Soria), Tineo (Asturias), Tortosa (Tarragona), Villafranco del Guadalhorce (Málaga), Villafranco del Guadiana (Badajoz) y Villaviciosa (Asturias).

Precisamente este miércoles, el Ayuntamiento madrileño acordó retirar las distinciones honoríficas dedicadas ocho personas y cinco entidades vinculadas con la dictadura. El pleno aprobó la medida con el apoyo de todos los grupos salvo el PP, que votó en contra. La demanda contra el consistorio por incumplimiento de la ley de memoria histórica ya había sido admitida.

Insumisos

El artículo 15 de la norma, aprobada en 2007, obliga a las Administraciones públicas a tomar las medidas oportunas para retirar la simbología franquista, pero han sido muchos los Ayuntamientos insumisos. En el último año, a raíz de las demandas presentadas y tras los cambios en las corporaciones por las elecciones de mayo de 2015, varios municipios han acordado en pleno la retirada de vestigios y honores de este tipo, pero otros siguen rebelándose.

El Ayuntamiento de Tortosa, por ejemplo, convocó una consulta el pasado mayo para decidir si retiraba o no el mayor monumento franquista de Cataluña, una escultura de 45 metros de alto levantada en conmemoración de la victoria del bando nacional en la batalla del Ebro. Un 68% votó a favor de dejarla como está. El abogado Eduardo Ranz considera "falsaria" esa consulta porque "la verdadera votación se produjo hace nueve años, cuando se aprobó la ley de memoria histórica". El pleno del Ayuntamiento, no obstante. sí voto a favor de retirar el título de alcalde honorífico a Franco.

Más información