Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Resultados en Galicia: La mayor participación empuja al PP y a los socialistas

En Marea pierde la segunda posición en favor del PSdeG y se deja en seis meses 70.000 votos

La ministra de Fomento en funciones y candidata del PP por Pontevedra, Ana Pastor, vota
La ministra de Fomento en funciones y candidata del PP por Pontevedra, Ana Pastor, vota EFE

La jornada electoral del 26-J ha dejado en Galicia un dato insólito para un territorio históricamente perezoso a la hora de acudir a las urnas. Pese a tratarse de la segunda cita en seis meses, la afluencia a los colegios electorales de los gallegos sube ocho puntos con respecto a diciembre, del 61% al 69%, una cifra que se acerca a la media estatal. Y esa movilización ha beneficiado al bipartidismo, que el 20-D se vio fuertemente comprometido por la embestida de En Marea, la gran derrotada.

El PP mejora posiciones en su tradicional feudo con respecto a los resultados de diciembre, que fueron los peores de su historia en unas generales. Los populares logran 12 escaños, dos más que hace seis meses pero tres menos que en 2011, y se los arrebata a Ciudadanos en A Coruña y a En Marea en Ourense. El PSdeG-PSOE espanta contra todo pronóstico la pesadilla del sorpasso y obtiene la segunda posición con seis representantes, uno más que En Marea. El BNG vuelve a quedarse fuera del Congreso pese a recuperar las siglas a las que renunció hace seis meses y se queda con un porcentaje de voto de menos de un 3%.

Los populares de Alberto Núñez Feijóo consiguen unos 25.000 apoyos más que el 20-D y suben cuatro puntos en porcentaje de votos, pasando del 37% al 41%, un avance en las cuatro provincias (especialmente en Lugo y Ourense) que les permite recuperar la primera posición en Vigo, la ciudad más poblada de Galicia, donde los conservadores se alzan como fuerza más votada desbancando a la coalición entre Podemos, Esquerda Unida y los nacionalistas de Anova.

Los socialistas gallegos pierden 10.000 papeletas pero mejoran un punto en porcentaje de voto, un pellizco suficiente para imponerse a En Marea y darle la vuelta a los sondeos que pronosticaban para  los del puño y la rosa un claro y doloroso sorpasso. Con el recuento en marcha, los socialistas gallegos ya manifestaban su confianza en poder “ganarle a las encuestas”. Y lo hicieron.

Además de Ciudadanos, que pierde el único escaño que logró en Galicia hace seis meses, la noche ha sido aciaga para En Marea, que aspiraba a afianzarse como segunda fuerza y que se tendrá que conformar con la tercera posición. La alianza registra tres puntos menos de porcentaje de voto que el 20-D y se deja por el camino unos 70.000 apoyos, muchos de ellos en ciudades como A Coruña, Santiago y Ferrol. El descenso de En Marea se produce en las cuatro provincias, especialmente en las circunscripciones de A Coruña y Lugo.

Los resultados de esta cita electoral en Galicia marcarán el tablero político de la comunidad de cara a las autonómicas de otoño. A diferencia de la votación de diciembre, esta se produce con varios candidatos a la Presidencia de la Xunta ya designados. En el PP, Feijóo ha anunciado que optará a un tercer mandato y se ha implicado de lleno en la campaña del 26-J, además de anunciar millonarias inversiones y bajadas de impuestos para este año electoral.

En los actos políticos de este mes ha estado también muy presente el economista Xaquín Fernández Leiceaga, elegido en primarias por los socialistas como cabeza de cartel para los comicios gallegos tras la dimisión de José Ramón Gómez Besteiro por sus diez imputaciones judiciales.

Más información