Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera ofrece a PP y PSOE que negocien el Gobierno con una reunión el 27-J

Ciudadanos pide una negociación sin condiciones, pero mantiene su veto al líder del PP y a Podemos

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en Vigo. Ampliar foto
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en Vigo.

Albert Rivera ha propuesto este martes a Mariano Rajoy y Pedro Sánchez que sus equipos mantengan una reunión el 27 de junio, justo un día después de las elecciones, para negociar "sin condiciones" la formación de Gobierno. Sin embargo, el líder de Ciudadanos llegaría a esa cita con tres líneas rojas que dificultan cualquier acuerdo: se opone a la continuidad de Rajoy al frente del Ejecutivo y a que Podemos forme parte del diálogo entre los "partidos constitucionalistas"; y ha pedido que se emprendan diez reformas en los 100 primeros días del próximo Ejecutivo a cambio de su apoyo.

Los estrategas de Ciudadanos creen que en las negociaciones deben participar los equipos de cada partido, y no sus líderes, para evitar que los objetivos personales de cada candidato entorpezcan el diálogo. Sin embargo, también consideran muy difícil que el candidato del PP quiera que sus equipo acuda a la cita, y que por eso la convocatoria permitiría aclarar si su estrategia será esperar "de nuevo cinco meses sin hacer nada para formar gobierno". Los dirigentes de Ciudadanos creen que el presidente en funciones le echará "un pulso a la sociedad española", extendiendo los tiempos tras el 26-J, según fuentes de su Ejecutiva.

"Una cosa es el PP y otra fiarlo todo a Rajoy", ha subrayado Rivera durante una visita a Avilés, en Asturias, durante la que le han acompañado Ignacio Prendes y Nicanor García, los dos hombres fuertes del partido en esta comunidad autónoma. "Estoy convencido de que muchos votantes no quieren fiarlo todo al sillón de Rajoy, Sánchez, Iglesias o Rivera, y me sorprende que alguien que quiere liderar un Gobierno ni siquiera lo intente", ha añadido en referencia a una declaración del presidente en funciones, que ha advertido de que no se presentará a la votación de investidura antes de contar con los apoyos suficientes. "España no se merece quedar bloqueada otros seis meses", ha insistido el candidato de Ciudadanos. "Los sillones por delante de España no van a arreglar España. Hay que poner encima de la mesa reformas".

El proyecto de Rivera se ve dificultado por múltiples razones. Rajoy ya ha dicho que en ningún caso aceptará que se le desplace de La Moncloa, y el candidato de Ciudadanos no quiere que se perpetúe en la presidencia. Sánchez ya ha advertido también de que no favorecerá la continuidad del presidente en funciones al frente del Ejecutivo. Y los dos partidos mayoritarios, que podrían cerrar la formación del Gobierno sin la participación de Ciudadanos, puesto que contarán con los escaños suficientes según todas las encuestas, ni siquiera llegaron a reunir a sus equipos de trabajo tras el 20-D. Solo hubo una tensa reunión entre Rajoy y Sánchez que apenas duró media hora porque inmediatamente descartaron cualquier colaboración para gobernar. Ese es el bloqueo que pretende resolver Rivera con su propuesta de reunión a tres el mismo 27-J.

Ciudadanos considera 14 provincias claves para crecer

Los dirigentes de Ciudadanos consideran que si mejoran el resultado del partido en el 20-D (13,9% de los votos) en “solo” un 2% podrán sumar entre 10 y 15 escaños más. Aunque esas opciones se ven muy dificultadas por la coalición electoral de Podemos e IU, los estrategas de Albert Rivera han señalado ya cuáles son las circunscripciones clave para sus intereses.

“Teniendo un pequeño empujón llegaríamos al 16%, lo que representaría entre 10 y 15 diputados más”, argumentan desde el partido, que logró 40 representantes el 20-D.

Integran el listado Pontevedra, Burgos, Huesca, Teruel, La Rioja, Barcelona (el objetivo es lograr un quinto diputado), Girona, Valencia (el tercero), Madrid (el octavo), Cádiz (el segundo), Badajoz, Huelva, Ciudad Real y Ávila.

Más información