Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias provoca confusión en el PSOE con sus grandes elogios a Zapatero

El líder de Podemos presume de su relación con el expresidente para dividir a los socialistas

El PSOE da por seguro que Podemos trata de sembrar la división entre los militantes socialistas y, sobre todo, en los posibles votantes con su oferta de llegar a un acuerdo poselectoral. El equipo de Pedro Sánchez atribuye a Podemos el intento de demostrar que hay un PSOE que querría pactar con el partido de Pablo Iglesias y, otro, proclive a permitir que el PP gobierne. La formación emergente reconoce que va a extremar la presión sobre el secretario general del PSOE para que diga si va a pactar con ellos. Ante los elogios de Iglesias al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, que buscan atraer a un sector de sus antiguos votantes, el PSOE le tildó de “hipócrita”.

Pedro Sánchez, hoy en un mitin en Pontevedra.
Pedro Sánchez, hoy en un mitin en Pontevedra.

Estupor, primero, e indignación, después, mostró la cúpula socialista, pero también distintos mandatarios regionales y exdirigentes, ante los elogios de Pablo Iglesias a José Luis Rodríguez Zapatero. “Es el mejor presidente de la democracia”, declaró Iglesias en la Cadena SER. Y, además, le “consulta” cuando tiene alguna duda, afirmó en un reportaje.

El vivo recuerdo de los argumentos que Podemos utilizó para no apoyar la investidura de Sánchez saltó de inmediato. Iglesias puso en aquel debate como condición inexcusable para dar sus votos al candidato del PSOE “la derogación de la reforma laboral de Zapatero” y, después, la eliminación del corsé al déficit que puso el último Gobierno socialista con la modificación del artículo 135 de la Constitución.

Pedro Sánchez no se cree tantos elogios

El azar ha querido que la declaración de Pablo Iglesias de que confía en José Luis Rodríguez Zapatero y que incluso le consulta asuntos haya sido emitida por la Cadena SER en la víspera de un acto electoral conjunto de Zapatero con Pedro Sánchez en Valladolid. El candidato socialista reivindica las leyes de Zapatero que supusieron nuevos derechos sociales y civiles.

El líder socialista ironizó ayer en Galicia sobre las actitudes del líder de Podemos. “Cuando se junta con Errejón es peronista; con Garzón, comunista, con Teresa Rodríguez, anticapitalista y cuando habla conmigo dice que es socialista. A pesar de no usarla el señor Iglesias cambia mucho de chaqueta”. 

“Es un ejemplo de la hipocresía de Iglesias, que tan pronto dice una cosa y la contraria; él que se ha hecho mayor criticando al Gobierno de Zapatero, su reforma laboral y el artículo 135. ¿Y ahora dice que le considera el mejor presidente?”, se preguntó indignado el vicecoordinador de la campaña socialista, Óscar López. “Es un hipócrita de campeonato”.

La campaña constante de Podemos con la pregunta a Sánchez de si va a apoyar Iglesias o a Mariano Rajoy busca la división del partido, señalan en la cúpula socialista. Y no están descaminados en su opinión, si se tiene en cuenta la deliberación interna del partido emergente.

Un argumentario de la Secretaría Política de Podemos, que dirige Íñigo Errejón, refleja esa supuesta división: “Los moderados del PSOE aceptan un Gobierno del PP si hay sorpasso”, se lee en el documento, difundido ayer.

En esa línea de supuesta brecha entre los socialistas, Podemos trata de encuadrar al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero en el sector más proclive a un pacto. Por eso Iglesias aseguró ayer que Zapatero, que estuvo al frente del Ejecutivo entre 2004 y 2011, le atiende siempre que le consulta “temas importantes”.

En la estrategia de Podemos está la búsqueda de socialistas con planteamientos que avalen la posibilidad de pacto. Desde ahora se dedicarán a ahondar en esa posible división en torno a los pactos postelectorales. El candidato de Unidos Podemos trata de forzar una reacción del secretario general de los socialistas sobre su oferta de Gobierno de coalición, y ya ha aplaudido públicamente que dirigentes como la catalana Meritxell Batet contemplen esa opción. La apelación a Zapatero se produce en este contexto.

El expresidente y el líder de Podemos se conocieron en las navidades de 2014. Ese encuentro, en el que también estuvo el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, se celebró gracias a la intermediación del exministro socialista José Bono, que acudió junto al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Meses después, en una entrevista con el diario italiano La Stampa, Zapatero dijo esto de Podemos: “Son jóvenes, viven en el cielo, sin techo, ni suelo. Descubrirán que las alternativas al sistema son parciales y cambiarán. La democracia les hará cambiar”, señaló.

El expresidente declinó ayer comentar esa cercanía que transmitió Iglesias.

Más información