Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy apoya al presidente murciano al que la Guardia Civil vincula con Púnica

El candidato carga contra Podemos: "Están haciendo mucho daño a los españoles" y pide que el Gobierno se resuelva cuanto antes tras el 26-J

El presidente del Gobierno en funciones y del Partido Popular Mariano Rajoy se ha reencontrado este sábado en Molina de Segura (Murcia) con su "miniyo", el niño Pablo Gomariz, que le imitó en un programa de televisión.
El presidente del Gobierno en funciones y del Partido Popular Mariano Rajoy se ha reencontrado este sábado en Molina de Segura (Murcia) con su "miniyo", el niño Pablo Gomariz, que le imitó en un programa de televisión. EFE

"Muchas gracias, Pedro Antonio. Cuentas con mi apoyo total y absoluto porque te lo mereces", le ha dicho Mariano Rajoy al presidente murciano al comienzo de su mitin. La Guardia Civil remitió el pasado mayo un informe al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en el que mantiene que hay indicios de que Pedro Antonio Sánchez pudo contratar con empresas de la trama Púnica para mejorar su imagen en Internet. El presidente regional no ha sido de momento imputado y el líder del PP ha asegurado hoy que confía plenamente en él.

Los populares mantienen la estrategia de polarización y en el segundo día de campaña han dedicado la mayor parte de sus mensajes electorales a atacar a Podemos, definidos como "populistas", "charlatanes", "frívolos", "siniestros" y "explotadores de ilusiones". Rajoy recuperó su idea de la gran coalición y planteó el 26-J como una elección entre solo dos opciones: "Un gobierno encabezado por el PP o un Gobierno nucleado en torno a Podemos, a los radicales y a los extremistas". "Todos estamos viendo lo que está ocurriendo en Ayuntamientos como Madrid [donde gobierna Manuela Carmena] o Barcelona [Ada Colau], donde se están paralizando inversiones y  ahuyentando a gente que quiere poner recursos para generar riqueza y empleo. En Madrid y en Barcelona se está haciendo mucho daño a los españoles por razones puramente ideológicas y por prejuicios superados por la historia", dijo, justo antes de recordar que el PP iba a hacer "una campaña en positivo". 

Rajoy ha aprovechado su intervención en Murcia para expresar un deseo, que tras el 26 de junio, las negociaciones para formar Gobierno se resuelvan cuanto antes, y a su favor. "España necesita que el Gobierno se constituya rápidamente. No podemos estar por culpa de la irresponsabilidad de algunos más de seis meses en esa extraña situación que se llama Gobierno en funciones. España necesita un Gobierno moderado, razonable, que tiene que empezar a preparar ya el presupuesto del año 2017 porque no se puede gobernar sin presupuestos. Se lo recuerdo a los que me criticaron por haber presentado en las Cortes en 2015 los Presupuestos de 2016".

Arropaban a Rajoy el presidente murciano, el alcalde de la capital, José Ballesta, el cabeza de lista por la región, Teodoro García, y el vicesecretario de organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, uniformados con camisa blanca y un mensaje compartido contra el enemigo común. "Vienen a liquidar la sociedad", declaró Sánchez. "Menos derrotismo y más entereza; menos melancolía y más firmeza de principios. Menos callar ante el avance de los mediocres y más actuar contra la conjura de los necios", pidió Ballesta. "Nuestro programa no es un catálogo de Ikea que va cambiando según las modas. Es un contrato de obligado cumplimiento", declaró García.

El PP gobierna en Murcia con el apoyo de Ciudadanos y los populares contuvieron sus críticas a la formación de Albert Rivera para centrarse en la herencia recibida del PSOE y sobre todo, en Unidos Podemos. Rajoy recuperó, eso sí, una de las frases que suele utilizar para atacar a los dos emergentes: "Nosotros somos un partido político. Ni una pandilla de amigos, ni un producto de marketing", dijo.

Reencuentro con su mini-yo

Antes, en la localidad murciana de Molina de Segura, Mariano Rajoy se ha reencontrado con su mini-yo, Pablo, de 7 años, que le esperaba con cara de susto y un micrófono en la solapa de la camisa blanca. El pequeño imita a los candidatos en el programa Quiero gobernar, de Telecinco, donde la entrevista la hacen niños. Ambos bromearon sobre el precio de "las chuches" y se sentaron a tomar un zumo en una cafetería envueltos en un enjambre de cámaras.

Más información