Despedidas de soltero

Mojácar prohíbe las despedidas de soltero callejeras indecorosas

El Ayuntamiento no quiere desfiles de diademas de penes o de muñecas hinchables

Varios jóvenes han posado con su disfraz para su despedida de la soltería en Córdoba, donde se organizan viajes para estos evento en grupo. Nada que ver en estos casos con el asunto de Mojácar: ni muñecas hinchables ni diademas de penes.
Varios jóvenes han posado con su disfraz para su despedida de la soltería en Córdoba, donde se organizan viajes para estos evento en grupo. Nada que ver en estos casos con el asunto de Mojácar: ni muñecas hinchables ni diademas de penes.PACO PUENTES

Más información

El Ayuntamiento de Mojácar, uno de los principales municipios turísticos de Almería (España), no quiere que sus calles se llenen de despedidas de soltería en las que sus participantes lleven por las calles "diademas de penes" o muestren públicamente "actitudes indecorosas con muñecas hinchables". Por ello ha aprobado una ordenanza reguladora de convivencia y ciudadanía, que pone coto a estas prácticas y que ya ha entrado en vigor. "Estamos hartos de ver muñecas hinchables y diademas de penes. No queremos esas conductas obscenas en nuestro municipio"; ha declarado la alcaldesa del municipio, Rosa María Cano (PP).

Cano, no obstante, ha aclarado que no pretende prohibir estas celebraciones, porque "sería antidemocrático". Lo que pretende es hacer compatible este tipo de celebraciones con un turismo "familiar", ya que las despedidas de soltero "empiezan a las doce del mediodía en sitios en los que hay niños".

La ordenanza, que también regula otras cuestiones como el uso de patinetes en la calzada, jugar con una pelota "a horas intempestivas" o ir en bañador y sin camiseta por la vía pública, contempla multas de hasta 1.000 euros de sanción para quienes incumplan las normas.

Así, prohíbe transitar o permanecer desnudo en la vía pública y pasear por la calle "con vestimentas atuendos o disfraces que puedan atentar contra la dignidad de las personas, los sentimientos religiosos o tengan un contenido xenófobo, racista, sexual, sexista, homófobo o que suponga menosprecio hacia cualquier condición o circunstancia personal o social, salvo en las fiestas de carnavales".

Estas acciones serán consideradas como faltas leves bajo multa de entre 100 y 300 euros, si bien podrán pasar a ser graves cuando se realicen en espacios "de concurrida afluencia de personas o frecuentados por menores" o cuando se haga "en monumentos o edificios catalogados o protegidos", casos en los que la sanción podrá llegar hasta los 1.000 euros.

La ordenanza salió adelante con los votos del equipo de gobierno (PP) y el rechazo de los tres grupos de la oposición. Entre ellos, el PSOE ha lamentado esta nueva ordenanza "absurda" que, según el portavoz del Grupo Municipal, Manuel Zamora, es una "fábrica de destrucción de turistas futuros" ya que "cuando se sancione a alguien por ir en bañador le va a resultar tan ridículo e injusto que, no solo no volverá más a visitar el pueblo, sino que además lo contará por todas partes y la noticia correrá como la pólvora para que quienes se hayan planteado venir a Mojácar no lo hagan".

"Con respecto a las muñecas hinchables y los penes en la cabeza, en las despedidas de soltero, evidentemente, la despedida hay que entenderla en su contexto, tal y como se entiende, por ejemplo, un carnaval. Otra cosa es cualquier desmadre que se pueda producir, pero para eso, para cualquier acto vandálico hay delitos o infracciones tipificados en otras normas", ha añadido Zamora. La concejala de Somos Mojácar, Jessica Simpson, también ha calificado de redículo el coto a estas actitudes.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50