_
_
_
_
_

Rajoy y su equipo entran en el cuerpo a cuerpo contra Aznar

El actual presidente y su antecesor disputan en público sobre quién bajó más el déficit

Mariano Rajoy, en Bizkaia, el pasado sábado.
Mariano Rajoy, en Bizkaia, el pasado sábado. JAVIER HERNÁNDEZ J.

La relación personal y política está totalmente rota y es “terrible” como refiere uno de los vicesecretarios nacionales del PP para definir el tono con que se increpan últimamente y en público el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el anterior mandatario de ese partido, José María Aznar, aún presidente de honor de esa formación. La excusa más reciente para retomar esa disputa abierta se relaciona con una supuesta discusión ideológica sobre cómo afrontar los objetivos de déficit marcados por Bruselas y en general la alta depedencia de la economía nacional de la deuda pública.

Más información
¿Austero Aznar?
El PP explica que lo prometido a Juncker se hará si es necesario
Aznar reclama a Rajoy “disciplina” y más recortes

El problema real es que ya no se soportan y casi no lo ocultan. Los mensajitos ya no son cifrados ni por intermediarios sino en entrevistas y artículos en grandes medios de comunicación o en foros públicos. El equipo de Rajoy, harto, ha entrado también en la refriega del cuerpo a cuerpo.

Aznar aceptó la semana pasada intervenir en Madrid en un foro del colegio de economistas para reprochar a Rajoy su falta de políticas grandes y su erronea manera de pedir ahora a Europa flexibilidad para cumplir con los criterios de austeridad. Y aprovechó para presumir de que durante su mandato entre 1996 y 2000 redujo el déficit público del 7% heredado del PSOE hasta el 1%. Se puso de ejemplo y señaló que ahora en el equipo de Rajoy algunos ministros del área económica son los mismos que entonces.

Rajoy le replicó el domingo en una entrevista en El Correo. El periodista le recordó el “zasca de Aznar” y el líder del PP respondió: “Entonces teníamos que reducir el déficit público y lo redujimos menos que en esta legislatura. Sí, se lo digo yo”. Aznar, este martes, continuó el debate público al rebatir esos datos en una tercera de Abc: “Tengo que lamentar que la respuesta oficial a mis palabras haya sido una errada comparación... Errada por inexacta y forzada porque entonces se cumplió el objetivo que nos permitió entrar en el euro y ahora, lamentablemente, no”. Aznar rememoró que entonces no había Pacto de Estabilidad y lanzó al viento la necesidad de un pacto nacional entre los partidos constitucionalistas de estabilidad y crecimiento.

Rajoy, este martes, prolongó el debate a su manera apelando a hablar bien en esta campaña de España, de sus muchas cosas buenas de las que sentirse orgulloso y lamentó: “A veces somos proclives a contar las cosas que van mal”. Luego presumió de que sus “políticas útiles” y moderadas de estos años han funcionado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, sí respondió a las críticas de Aznar llamando al partido a estar unido. El ministro de Economía, Luis de Guindos, fue más sibilino y aceptó que ambos, Aznar y Rajoy, para los que trabajó, lograron bajar el déficit pero subrayando que el actual presidente lo ha hecho en recesión y el anterior en crecimiento.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Javier Casqueiro
Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_