Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El retorno de Anguita reaviva el choque entre Iglesias y Errejón

Los errejonistas defienden la alianza con IU, pero llaman a superar su patrimonio simbólico

Anguita e Iglesias se saludan en Córdoba.

La coalición electoral entre Podemos e IU ha vuelto a destapar algunas de las diferencias que dividen a los sectores partidarios de las tesis de Pablo Iglesias y los más próximos a su número dos, Íñigo Errejón. El protagonismo adquirido por Julio Anguita, excoordinador general de IU, choca con los planteamientos de transversalidad defendidos por los errejonistas, que advierten de los riesgos de la alianza con la federación de izquierdas: “Que no nos confunda”.

El pasado viernes la coalición de Podemos e IU tuvo una instantánea simbólica: Iglesias se fundió en un abrazo con Anguita al término de un acto en Córdoba. El exlíder de IU recibió la oferta de Iglesias de cerrar la lista por esa ciudad, que estará encabezada por Manuel Monereo, también exdirigente de la federación de izquierdas. “No está confirmado”, dijo ayer sobre Anguita Errejón, quien destacó la variedad de perfiles a la cabeza de las candidaturas en Andalucía, que van desde el número uno por Almería, el general Julio Rodríguez, al de Jaén, el portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero. “Llevamos perfiles muy diferentes que representan esa mayoría social que queremos construir en mayoría política”, señaló.

No obstante, el entorno del director de campaña de Podemos ha dado señales de incomodidad. Un ejemplo queda reflejado en un canal de la red social de Telegram, llamado Pueblo, Patria, Podemos, en el que los partidarios de este dirigente difunden textos entre sus casi mil miembros.

Un análisis publicado el miércoles ilustra el concepto de transversalidad y llama a “integrar a quien no se emociona” con sus símbolos, “a quien no se ve retratado” en su historia ni ha tenido “los mismos sueños”. “Es aquí donde se suma y se multiplica, mucho más que en relanzar actores que hicieron un buen trabajo pero cuyo momento histórico fue otro”, prosigue. “Esta alianza electoral con IU nos ha dado empuje, y es un elemento diferenciador tras el bloqueo y el empate del 20-D. Pero que no nos confunda, nos instale [en] decisiones talladas en lo viejo”, concluye esta reflexión, que advierte también contra el revanchismo.

Este sector ha acabado aceptando, incluso defendiendo, la alianza, pero sigue siendo el más receloso con respecto al patrimonio simbólico del pasado de IU. “Para mí Podemos ha sido la IU que pudo ser y no fue. Me considero de la IU de Anguita y del Podemos de Pablo”, señala Monereo a EL PAÍS. El exdirigente de IU ha asegurado que Anguita va a hacer campaña en Córdoba “y en toda Andalucía” y recuerda que la oferta de encabezar la lista fue “en último término, de Pablo”. “Pablo siempre ha dicho dos cosas de mí. Que soy su maestro, cosa que exagera, y que soy el antecedente de Podemos. Una parte fortísima de Podemos se cuajó en IU. Este es el inicio de algo que irá mucho más allá de Podemos e IU, estamos construyendo la gran alternativa. De aquí va a surgir una nueva fuerza política de izquierdas. Podemos es un gen mutante”, señala Monereo, quien concluye: “El mejor discípulo de Anguita es Iglesias”.