Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón descarga en Mercedes Coghen los pagos a Urdangarin para Madrid 2016

El exalcalde de Madrid responde sobre el pago de 140.000 euros a la fundación sucesora del instituto Nóos, de Iñaki Urdangarin

Alberto Ruiz-Gallardón, este jueves.

El exalcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha desvinculado este miércoles del pago de 140.000 euros desde la Fundación Madrid 2016, instrumento para la candidatura olímpica de la capital de España que él presidía, a Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina, a través de la Fundación Deporte Cultura e Integración Social, entidad considerada sucesora del Instituto Nóos. Gallardón, que ha declarado como testigo en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Baleares, ha reconocido que Urdangarin “colaboró de forma efectiva” con la fallida candidatura olímpica madrileña, pero ha asegurado que el patronato de la Fundación Madrid 2016 “nunca tuvo conocimiento” de que tal cooperación “estuviera respaldada por un convenio o retribución”.

El exregidor madrileño ha afirmado que entre los cometidos de la Fundación Madrid 2016 no estaba la gestión cotidiana de la candidatura, que correspondía a la consejera delegada Mercedes Coghen, acusada en la causa. Según Gallardón, Coghen “tenía libertad absoluta dentro de los estatutos” para la gestión. “No tuvimos conocimiento de este convenio, no sabíamos que había una retribución acordada con la fundación del señor Urdangarin, como tampoco teníamos en el patronato de la fundación conocimiento de ningún otro convenio”, ha señalado Gallardón, que ha declarado durante 55 minutos ante el tribunal presidido por la magistrada Samantha Romero.

Los 140.000 euros fueron abonados a la fundación de Urdangarin en 18 donaciones de 6.000 a 12.000 euros transferidos mensualmente entre el 31 de octubre de 2007 y el 24 de noviembre de 2009. Según la Fiscalía Anticorrupción, la donación se habría intentado justificar mediante un documento de cuatro páginas, con el título 'Memoria' escrito a mano y fechado en diciembre de 2011, más de dos años después de que finalizase la vigencia del convenio y justo 25 días después de los registros que dieron lugar al estallido del caso Nóos.

En el último trimestre de 2011, los pagos de la candidatura olímpica a Urdangarin salieron a la luz. Gallardón ha afirmado que pidió a su mano derecha de entonces, el vicealcalde Manuel Cobo que recabara de Mercedes Coghen una nota explicativa para facilitársela a los medios de comunicación. “He leído que esa nota de prensa se presenta en la causa como una memoria justificativa del trabajo incorporada al expediente. No hay tal cosa”. Según el exalcalde madrileño, tras recibir las explicaciones de Coghen no vio “nada censurable o reprochable”.

El exregidor, de hecho, ha elogiado calurosamente la gestión de Mercedes Coghen, de quien ha dicho que le une una relación de “afecto” y “admiración profesional”. Según él, el hecho de no haber logrado los Juegos Olímpicos en 2016 no fue óbice para que su trabajo resultara “espléndido” y “extraordinario”. “Nunca me arrepentí de la elección de Mercedes Coghen”, ha afirmado.

El exministro de Justicia, hoy retirado de la política, ha reconocido que mantuvo una conversación con el expresidente valenciano Francisco Camps sobre la preparación de unos Juegos Europeos en Valencia. “Hablamos por teléfono sobre si la realización de esos juegos podría afectar o no a Madrid, compartimos ideas y al final concluimos que eran dos acontecimientos distintos que no interferían entre sí”. En cierto modo, Gallardón ha contradicho a Camps, que en su declaración en el juicio como testigo dijo que el regidor madrileño le pidió que retirase esa candidatura europea, que tampoco se llegó a celebrar. “Unos Juegos Olímpicos pueden cambiar la realidad de una ciudad y de un país (…) con todo mi respeto a los juegos territoriales y sectoriales, no pueden solaparse y competir entre ellos”.

También ha testificado este jueves el ex secretario de Estado para el Deporte Jaime Lissavetzky, miembro nato del patronato de la Fundación Madrid 2016. El político socialista ha ratificado la versión de Gallardón de que este organismo solo veía asuntos de “carácter estratégico amplio” como las infraestructuras, las presentaciones o las sedes, y no entraba en la “gestión del día a día”. “No recuerdo que hayan pasado contratos ni convenios por los órganos de la Fundación”, ha afirmado. Lissavetzky también ha alabado la “meritoria” labor de la acusada Mercedes Coghen al frente de la candidatura olímpica.

Durante la fase de instrucción de la causa, el juez José Castro desestimó abrir una pieza separada dirigida a investigar la intervención de Gallardón, como le había solicitado Manos Limpias. El sindicato apuntaba a que existían datos "reveladores" de que el entonces alcalde de Madrid mantuvo contactos directos o mediante alguna persona interpuesta con Urdangarin o cualquier otro responsable de la FDCIS.

El sindicato alegaba que Gallardón, como presidente de Madrid 16, donó 140.000 euros a la FDCIS "en base a la figura" que representaba Urdangarin y para utilizarle "como lobby" para promocionar la candidatura olímpica de Madrid. Manos Limpias señalaba que "la gravedad" del asunto radica en que no se justificó el gasto ni el Ayuntamiento de Madrid requirió al exduque de Palma para que devolviera "lo obtenido fraudulenta e ilícitamente".

Almansa: "No conocía Nóos para nada"

La sesión de este jueves la ha cerrado Fernando de Almansa, jefe de la Casa del Rey desde enero de 1993 hasta el 17 de diciembre de 2002. Este acudió como testigo a propuesta de la defensa de Iñaki Urdangarin, aunque su declaración apenas ha arrojado luz sobre las actividades del esposo de la Infanta. Según ha manifestado, durante su etapa en La Zarzuela no tuvo conocimiento de los negocios privados del exbalonmanista ni por vía directa ni tampoco a través del abogado de confianza del rey Juan Carlos, José Manuel Moreno, conde de Fontao. “¿Conoció el proyecto de Nóos?”, le preguntó el abogado de Urdangarin, Mario Pascual. “Para nada”, fue su respuesta.

De Almansa sí ha reconocido, a preguntas de la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, que viajó a Denver (Estados Unidos) para entrevistarse con la Infanta y con Urdangarin cuando empezaron a surgir las primeras informaciones sobre el caso Nóos. Lo hizo, afirmó, en su doble condición de consejero de Telefónica, compañía para la que trabajaba Urdangarin, y de persona de confianza de don Juan Carlos, pese a no ser ya jefe de su Casa.

 

El abogado de Torres a Gallardón: "Este tío es idiota"

El interrogatorio al ex alcalde de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón transcurría sin sobresaltos y por los cauces de correccion habituales en una sala de vistas hasta que llegó el turno para interrogar al abogado Manuel González Peeters, defensor de Diego Torres, socio de Iñaki Urdangarin. 

Este letrado, conocido por sus encontronazos con otras partes en la causa y con la presidenta del tribunal, se enzarzó en una discusión con Ruiz-Gallardón. En un momento dado, tras ser reconvenido por su tono por la presidenta del tribunal, González Peeters musito: "Este tío es idiota", en referencia al exregidor madrileño. Aunque el letrado lo dijo en voz baja, las palabras quedaron registradas por los micrófonos que graban el sonido del juicio.

El interrogatorio por parte del letrado de Torres a Gallardón ha resultado tenso, llegando incluso a provocar las risas del exministro. La presidenta del tribunal, Samantha Romero, ha intervenido en una de las ocasiones para amonestar a Peeters por su forma de preguntar.

Manuel González Peeters, abogado de Diego Torres.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >