Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ximo Puig: “No quiero echar en absoluto un pulso a Pedro Sánchez”

La ejecutiva valenciana trata de convencer a la dirección de que no se salta ningún acuerdo federal

Pedro Sánchez y Ximo Puig, el pasado 5 de mayo.

La dirección del PSOE valenciano, PSPV, tratará este miércoles de convencer a la dirección federal de que le permita mantener conversaciones con Podemos y Compromís para llevar al Senado "la situación excepcional que vive la Comunidad Valenciana". Se trataría de formar una lista conjunta de los tres partidos a la Cámara alta, pero la ejecutiva federal ha advertido de que echará abajo cualquier acuerdo en esa línea. "Queremos explicar a la ejecutiva de qué se trata, de la bondad de la propuesta, pero en absoluto es un pulso a Pedro Sánchez, en absoluto", ha declarado el presidente valenciano, Ximo Puig, a EL PAÍS.

Hasta ahora hay una resolución de la ejecutiva del PSOE valenciano de empezar las negociaciones con Podemos y Compromís para ir juntos al Senado con un programa referido a la comunidad. La dirección federal rechaza ese acuerdo y advierte a los socialistas valencianos de que si siguen adelante y llegan a algún pacto con esas fuerzas será anulado este viernes en la reunión de la comisión federal de listas. El mensaje se lo transmitió anoche el propio Pedro Sánchez a Ximo Puig cuando este le comunicó que empezaban las negociaciones.

De momento Puig no tira la toalla y tratará de explicar a la dirección federal de qué se trata. "No queremos ningún enfrentamiento con la dirección federal; no es un pulso a Pedro Sánchez en absoluto, en absoluto, sino tratar de que las fuerzas progresistas que gobiernan la comunidad puedan defender juntas en la Cámara territorial las necesidades de Valencia", señala Puig a EL PAÍS. El máximo dirigente del PSPV, además de presidente de la comunidad, no ha vuelto a hablar desde anoche con Pedro Sánchez porque los contactos se desarrollarán este miércoles entre el secretario de organización del PSPV, Alfred Boix, y el secretario de Organización federal, César Luena.

No quiere Puig extender el conflicto hasta los órganos federales. De ahí que antes de que se reúna la Comisión Federal de Listas el próximo viernes, querría zanjar el asunto. "Si la ejecutiva federal no lo acepta, entonces no se hará", ha reconocido Puig, que, no obstante, aún intentará convencer a la ejecutiva de que con Podemos y Compromís puedan llevar al Senado 9 parlamentarios y quitar al PP la mayoría absoluta que obtuvo en las pasadas elecciones.

No ve Puig razones para que la ejecutiva rechace el acuerdo. "No se plantea el derecho de autodeterminación ni referéndum de ninguna clase, sino la reforma de la Constitución en la línea de lo aprobado por el PSOE en Granada", ha dicho a este periódico. "No lo aceptaremos si alguno de los grupos lo defiende", remacha. Impulsar una reforma del modelo de financiación autonómica que trate con justicia a Valencia "y reconozca su deuda histórica" es el segundo punto. Conseguir que los Presupuestos del Estado garanticen las inversiones que creen les corresponde por población y para el impulso del corredor Mediterráneo.

"Es un planteamiento puramente racional que al menos se nos puede dejar que discutamos". Al tiempo que el PSPV trata de convencer a la dirección federal, los contactos oficiosos se mantendrán este miércoles entre ese partido y Podemos y Compromís.

"El PSOE tiene un proyecto único y autónomo para toda España y así va a seguir siendo y por eso no se aceptan candidaturas al Senado con otros partidos". Esta fue la razón que el martes dieron en la sede federal de Madrid para explicar que no iban a consentir el pacto. Esa fue la frase que Sánchez había pronunciado a mediodía para rechazar la oferta de Pablo Iglesias de constituir candidaturas conjuntas al Senado para toda España. En el PSOE valenciano se considera que la oferta repentina de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez, para toda España, es una de las razones por la que la ejecutiva federal rechace esta propuesta exclusivamente valenciana. Las conversaciones oficiosas en esa línea en Baleares y Aragón terminaron toda vez que Podemos no ha querido candidaturas conjuntas con los socialistas y también porque, como en el caso de Aragón, sus condiciones eran inasumibles.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información